El PP acusa al pacto de ocultar el foco de contaminación del Confital

El edil del PP Juan José Cardona acusó al grupo de gobierno de conocer desde el pasado mes de julio que el origen de la contaminación del Confital, que ha obligado a cerrar la playa dos veces en nueve meses, estaba en la Casa Roja. «Nos engañó hace nueve meses», dijo, pero también ahora, porque «lo sabían desde el jueves».

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA

Se debió actuar hace mucho tiempo, atacar el foco y desalojar la Casa Roja. No sé si se puede hablar de delito medioambiental pero tiene bemoles que el origen de la contaminación sea una propiedad municipal que ha sido okupada», denunció el portavoz del Partido Popular, Juan José Cardona.

El exalcalde criticó la mala gestión del vertido que ha obligado a cerrar El Confital al baño por segunda vez en nueve meses y que ya cumple una semana. «Es impresentable e injustificable que como consecuencia de una negligente gestión vivamos esta situación», lamentó. Pero las acusaciones más graves fueron las que Cardona vertió en la gestión de los dos últimos episodios de contaminación de El Confital por parte del pacto de gobierno municipal: «Ha estado engañando a la ciudadanía».

El portavoz del PP municipal recordó que la Casa Roja, donde está el origen del vertido que ha contaminado El Confital, «tiene okupas desde el verano pasado y el Ayuntamiento no ha hecho nada para recuperar la vivienda y desalojarlos porque este gobierno defiende a los okupas y cree que es beneficioso que estén los inmuebles sin uso».

Respecto a los desprendimientos que mantienen cerrados los accesos a El Confital, Cardona también acusó al tripartito de dejar hacer desde el primer incidente, en julio de 2015. «Nadie le puede reprochar lo ocurrido cuando se produjo la caída de piedras, pero lo que ocurrió después sí», señaló, «el alcalde, Augusto Hidalgo, dijo que se iba a colocar una malla pero no se ha hecho nada».

El PP critica que la basura se haya adueñado de la Cueva de los Canarios y que estén apareciendo chabolas en El Confital.