El arreglo del muro de la calle Teide durará «tres o cuatro meses»

La edil de Fomento afirma que el «descalce» del terreno que implicó la caída del muro en el risco de San Nicolás ocurrió en un «espacio privado». Doreste señala que la obra podría arrancar en un mes.

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ

La concejala de Fomento del Ayuntamiento capitalino, Inmaculada Medina, señaló este miércoles que «el descalce del terreno» que se produjo el pasado viernes en el barrio capitalino de San Nicolás y provocó «la caída de un muro» que afectó a la calle Teide, obligando a desalojar dos viviendas, se encuentra en «un espacio privado».

Explicó que personal de Vías y Obras acudió a la zona afectada el día 21, «pero al tratarse de un espacio privado no es responsabilidad de Vías y Obras». Añadió que en estos momentos toda la información recogida «está en Protección del Paisaje», organismo vinculado al área de Urbanismo que será la encargada de gestionar el asunto, tal y como acordó este miércoles con su responsable, Javier Doreste.

Medina indicó que ahora «se hará un decreto de emergencia para que, como mismo nos pasó con en Paseo de Chil», empezar «a actuar ya con las empresas especializadas en contención de esos espacios».

Aclaró que aunque la zona afectada por el corrimiento de tierra es de titularidad privada, el paso de la calle Teide que ahora está precintado «sí que es público». Por eso, «una vez que se actúe en el descalce, el desmonte y la contención» de ese espacio «también harán el muro que hay que hacer».

Medina insistió en que «si hubiera sido solo el murito» el que se vio afectado por el corrimiento de tierra, la actuación habría correspondido al departamento de Vías y Obras, pero «en este caso actuará Protección del Paisaje».

La concejala capitalina dijo que «aunque no tengo toda la información» sí que «creo que este trabajo puede ser un trabajo de unos tres o cuatro meses».

Por su parte, el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, que recordó que «nosotros ya habíamos hecho obras en un muro que había al lado» del ahora afectado tras las «las lluvias de 2015», confirmó que «ahora lo que haremos será un decreto de emergencia de Alcaldía, arreglar el muro y asegurar las viviendas».

Señaló que «nos da lo mismo si es por culpa de la obra del particular o no», en referencia a la obra del parquin que se inició en ese espacio hace más de una década y que en su día paró el Ayuntamiento y a la que algunos vecinos apuntan como causante del corrimiento de tierra. Y aseguró que en este momento «estamos en la elaboración de informes técnicos y después, a arreglarlo y hacer el muro».

Doreste supone que «los informes van rápido» y podrían estar «en cuatro o cinco días», el mismo plazo en el que confía esté «el decreto de emergencia».

En lo que a la ejecución de la obra se refiere, el concejal de Urbanismo reconoció que «siempre tarda un poco más» y que se podría iniciar en «15, 20 días o en un mes», ya que «los tiempos municipales», y más ahora cuando que aún hay pendientes «decretos de nombramientos, retrasan todo un poco».