Instalación de los nuevos bancos del paseo marítimo. / cober

Diez nuevos bancos al día para mejorar la imagen de la Avenida Marítima

Este martes ha comenzado en el paseo la colocación de los 942 elementos que sustituirán a los existentes. La actuación se hará por tramos desde Alcaravaneras a la Vega de San José y se prevé esté antes de final de año

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

La Avenida Marítima de la capital grancanaria ha comenzado este martes a mejorar su imagen con la renovación de los bancos y parte del muro del paseo, que presentan un importante grado de deterioro por el paso del tiempo, ya que fueron instalados en la década de los 80, y la acción del mar.

La actuación que acomete el Ayuntamiento, con una inversión 698.689 euros procedentes del Plan de Cooperación del Cabildo de Gran Canaria, supone la sustitución de 942 de estos elementos a lo largo de 2,4 kilómetros y se desarrollará por tramos entre la playa de Alcaravaneras y la Vega de San José con un ritmo de diez al día, según explicaron los técnicos responsables de la ejecución. La idea es que los trabajos estén concluidos entre los meses de noviembre y diciembre de este año.

Así, el primer tramo en el que se ha comenzado a trabajar y que ejecuta el área de Vías y Obras en coordinación con Urbanismo, es el comprendido entre los números 8 y 10 de la avenida Alcalde José Ramírez Bethencourt ya que es el más complejo y el más lento, explicaron los técnicos, porque además de renovar los bancos supone la demolición de parte del muro existente, tras comprobar que por ella no pasa la tubería de 800 milímetros de diámetro del suministro de agua que alimenta la ciudad y que sí se encuentra en otras partes del paseo.

Los siguientes tramos en los que se va a actuar son los comprendidos entre el número 10 de la avenida Alcalde José Ramírez Bethencourt y el Muelle Deportivo y el que va desde el cementerio de Las Palmas (Vegueta) a la Guardia Civil, en la Vega de San José.

Los nuevos bancos miden de 2,5 metros de largo, frente a los tres de los antiguos, y están fabricados con un hormigón blanco con un acabado especial mucho más duradero y resistente a los ambientes marinos. Tienen la misma tipología que los actuales y en este primer tramo así como en el que va hasta el Muelle Deportivo presentan un tamaño mayor que los de la fase entre el cementerio de Vegueta y la Guardia Civil, que serán algo más bajos y estrechos para no afectar a la estética del paseo.

Estos nuevos elementos a instalar se suman a las 275 unidades que fueron sustituidas en el años 2019 entre la calle Procurador Luis Mesa Suárez (parroquia de San Agustín) y el cementerio de Las Palmas.

El alcalde de la capital grancanaria, Augusto Hidalgo, y el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, junto a los concejales de Vías y Obras y Urbanismo, Inmaculada Medina y Javier Doreste, respectivamente, realizaron en la mañana de este martes una visita a los trabajos ya en marcha y comprobaron 'in situ' el modo en que se instalan unas piezas que pesan casi dos toneladas y que se fijan al paseo mediante anclajes.

Medio siglo

El regidor capitalino explicó tras la visita que los nuevos bancos, que se están construyendo en una empresa del polígono industrial de Arinaga, son de un «material totalmente distinto» de las actuales estructuras.

Así, apuntó que se trata de «hormigón blanco, diseñado específicamente para colocar en la Avenida Marítima, que sustituye a las estructuras que tenían antes» unos bancos que «eran los mismos que estaban desde que se construyó» este paseo «y que tenían ya unos 50 años».

Unos elementos que, recalcó, «por el deterioro del mar, su propia fisonomía, el tener un armazón de hierro interno que se deterioraba y terminaba rompiendo el hormigón por dentro, hacía que el estar pintándolos y reparándolos todos los años fuera un ejercicio absurdo», pues «era prácticamente imposible mantener su estructura».

Así las cosas, Hidalgo dijo que se ha optado «por reponerlos absolutamente todos con un hormigón blanco, con una fibra que no tiene ningún tipo de armazón interno y por tanto es mucho más durable, que no se pintan porque el hormigón de por sí ya está tratado de tal manera que mantiene ese color» que «le da esa fisonomía tan particular a la línea de mar de la ciudad».

El alcalde capitalino incidió en que «los casi mil bancos» que se van a sustituir supondrán «recorrer 2,4 kilómetros lineales» del paseo y «se suman a los 270» instalados en 2019 en el tramo entre el Mercado de Vegueta y el cementerio de Las Palmas».

Además, Hidalgo llamó la atención sobre el hecho de que en zonas como en el primer tramo en el que se ha comenzado a actuar, los nuevos elementos van a cambiar la fisonomía del paseo «dándole más visibilidad», pues van a reemplazar «a un muro» por el que se pensaba que pasaba la principal tubería de suministro de agua para la ciudad.

Por su parte, el presidente del Cabildo grancanario,Antonio Morales, indicó que esta actuación permite recuperar «un diseño de los años 80 seriamente afectado por los embates del mar», al tiempo que destaco que se trata de «una solución técnicamente novedosa que ahorra muchísimo en el mantenimiento futuro al emplearse resina de color blanco» que va a «impedir una mayor afección del mar».