Imagen de archivo de un tramo de la Avenida Marítima. / C7

Declaran de emergencia la obra de la Avenida Marítima

Franquis firma la actuación para reforzar la escollera y afianzar la estructura de la GC-1 que ha sido adjudicada a Satocan por 6,1 millones de euros

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El consejero de de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha firmado la orden por la que se declara la emergencia de la actuación denominada Restitución de la escollera para la protección de la GC-1 Avenida Marítima, una orden que permitirá iniciar la próxima semana mismo las obras para afianzar la estructura de la carretera de interés regional GC-1 en un tramo que atraviesa el municipio de Las Palmas de Gran Canaria, tal y como se comprometió días atrás el consejero regional con el resto de administraciones implicadas.

Junto con la orden de declaración de emergencia se resuelve también la adjudicación de estas obras a la empresa Satocan SA, trabajos que se acometerán en la plataforma de la GC-1 entre el extremo norte del barrio marinero de San Cristóbal y su conexión con la GC-31 (Lady Harimaguada), con un importe aproximado de 6.135.380 euros.

El consejero Sebastián Franquis anunció hace varios días que finalmente sería la Consejería de Obras Públicas autonómica la que asumirá las obras de emergencia con el objetivo de garantizar la seguridad de la estructura del paseo y de la GC-1 que se están viendo afectados por el efecto del mar sobre una infraestructura con más de 50 años de servicio.

Informes técnicos

Franquis informó entonces que, en vista de los informes técnicos que señalan que existe riesgo de desplome del paseo peatonal junto a la escollera y de las afecciones que podría haber también en la calzada de la GC-1 (carretera de interés regional), será el Gobierno de Canarias el que acometerá finalmente las obras y su financiación.

Tras asumir este encargo, el Área Técnica de la Dirección General de Infraestructura Viaria ha realizado un informe que concluye que la situación de alerta declarada el pasado 12 de marzo de 2022 por fenómeno meteorológico adverso que afectó al litoral costero, provocó un «daño extraordinario» en la infraestructura de la Avenida Marítima, provocando que en algunas zonas haya desaparecido casi por completo la escollera de protección y generando un descalce generalizado del muro, con un peligro cierto de que se produzca el colapso del mismo.

El mismo informe concluye que debe ejecutarse de manera inmediata la obra de restitución de la escollera por el riesgo de vuelco del muro, de forma que la protección principal esté ejecutada de cara al invierno, que es cuando esos episodios combinados de altura de ola y periodo tienen lugar en la costa este.

Actuación

Tras esta declaración de emergencia y la contratación de una empresa especializada en obras marinas como Satocan SA, los técnicos creen que las obras podrían comenzar el próximo martes 12 de julio. Como actuaciones previas a las obras propias de la estructura y la escollera, se están realizando ya trabajos de campo para definir exactamente la obra a realizar: batimetría, levantamiento topográfico y estudios geofísicos para evaluar la existencia de oquedades bajo el pavimento del paseo y de la carretera, así como detección de servicios afectados.

Sebastián Franquis anunció esta actuación tras reunirse con los responsables de Obras Públicas del Cabildo de Gran Canaria y de Urbanismo del ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, cuyos técnicos presentaron varios informes de actuaciones previas y del alcance de los estudios realizados por ellos anteriormente sobre el estado de la escollera.

Tras la reunión, y en vista de que la actuación prevista supera las competencias propias del mero mantenimiento de la infraestructura que llevan a cabo Cabildo y Ayuntamiento, se decidió que la Consejería regional acometería unas obras que garanticen la seguridad y estabilidad de la estructura de esta importante carretera que atraviesan cada día cerca de 100.000 vehículos.