De los dulces más fáciles de elaborar

De origen latino y pagano, el roscón de Reyes es el dulce que se trocea y comparte entre muchos en Navidad. La Madera, marca pastelera asentada en la capital grancanaria, elabora unos 5.000 ejemplares de este gran bollo y lo rellena con nueve sabores para desmarcarse de la competencia.

IBÓN S. ROSALES

A la crema, nata, trufa, turrón y cabello de ángel se suman, en las pastelerías La Madera, los rellenos de polvito uruguayo, Ferrero y Oreo para los roscones de Reyes de esta Navidad. «El año pasado hicimos algunos de Nutella y este año queremos hacer algo diferente», explica el jefe de pasteleros Roberto Cívicos, que estos días trabaja sin descanso con un equipo de casi 30 personas para elaborar los 5.000 roscones que calculan colocar. «El año pasado vendimos 4.800 y esperamos superarlo este año porque hay dos pastelerías más», dice Cívicos refiriéndose a los nuevos locales de La Madera, uno en Triana y otro en Los Tarahales.

El origen del Roscón de Reyes es anterior a la propia Navidad. Se cree que proviene de la fiestas romanas en honor a Saturno, las saturnales, en cuyas cenas se sacaba un dulce en forma de anguila enroscada que contenía un haba. Ese haba coronaba al que la encontrara como el rey y se le agasajaba y gastaba bromas.

Los ingredientes son: «Harina, huevos, azúcar, mantequilla, después los mejorantes para estabilizar la masa, levadura, esencia de azahar y lo vestimos con calabazate rojo, verde, un poquito de guinda y naranja confitada». El pastelero asegura que lo engorroso del proceso es la parte final, el relleno y empaquetado. «Es de los dulces más fáciles de elaborar», admite. El sabor que más se vende es el de crema aunque a Cívicos, como a mucha gente, le gusta sin relleno: «Eso sin nada, mojado en café con leche y listo».

En La Madera, este dulce típico cuesta desde 13 a 20 euros, siendo el más barato sin relleno; de un solo relleno 15 euros, y mezclado, 18 euros. Los nuevos sabores son los más caros. La empresa familiar nacida como panadería en 1979 ya tiene reservada la mitad de los roscones que venderán hoy y mañana y recuerdan que el mismo día 6 de enero sus pastelerías permanecerán abiertas desde las 08.00 hasta las 14.00 horas y la de Triana hoy cierra a las 24.00 horas. Coger número y tener un poco de paciencia será la tónica para adquirir estas delicias aunque durante la Cabalgata es buen momento porque hay un pequeño parón.

El almendrado es el dulce que ha dado la fama a esta cadena de pastelerías. «La elaboración del almendrado es un secreto. Eso sí, se hace con mucho cariño y amor que ahí queda», comenta el pastelero acompañado por Iraida López, que dirige el negocio familiar junto a sus padres, Antonio López y Francisca Rosa Naranjo y a sus hermanos, Yeray, Tony y Alejandro López.