Borrar
La acusada, de espaldas, ante el magistrado Juan Gallego Ortiz. F. J. F.
Consumió coca y su bebé de cinco meses murió tras darle el pecho

Consumió coca y su bebé de cinco meses murió tras darle el pecho

Tribunales ·

La madre reconoció en el juicio la comisión de un delito de homicidio por imprudencia y fue condenada a dos años de prisión

Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 16 de mayo 2024, 23:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Una madre fue condenada este jueves a dos años de cárcel después de haber reconocido que consumió importantes cantidades de cocaína el 22 de diciembre de 2020 y luego le dio el pecho a su bebé de solo cinco meses. Esto provocó que el niño sufriera una reacción adversa al consumo de drogas que derivó en su posterior fallecimiento.

Por estos hechos, fue acusada de un delito de homicidio por imprudencia y se enfrentaba a una petición de condena por parte del Ministerio Fiscal de cuatro años de prisión, pero finalmente llegó a un acuerdo de reconocimiento de hechos con la acusación pública que rebajó su pretensión a los dos años de cárcel.

De esta forma, el magistrado Juan Gallego Ortiz, titular del Juzgado de lo Penal número 3 de Las Palmas de Gran Canaria, condenó a la acusada a los dos años de pena privativa de libertad acordados, que podrían ser cancelados si -entre otras circunstancias- en la fase de ejecución de sentencia acredita que está sometiéndose a un programa de deshabituación del consumo de sustancias estupefacientes. Cabe destacar que esta mujer sostuvo durante la instrucción del procedimiento que era consumidora esporádica de cocaína.

Estos trágicos hechos ocurrieron durante la Navidad de 2020, cuando Ana Isabel Benítez Jiménez, que es como se llama la acusada, mantenía una relación de pareja desde hacía tres meses con un hombre que figuró en el procedimiento en calidad de testigo.

La acusada y su pareja planearon acudir a una casa rural situada en el Diseminado Caserío de Marente, en Montaña Alta (Santa María de Guía), del 20 al 24 de diciembre de 2020, un plan al que irían con el bebé de la acusada, que estaba a punto de cumplir cinco meses de edad.

Durante la tarde del 22 de diciembre, tanto la mujer como su pareja estuvieron ingiriendo importantes cantidades de bebidas alcohólicas y también consumieron cocaína, «manipulando y cortando la misma sobre una mesa de la citada vivienda», según describió el fiscal de la causa.

El Ministerio Público describió en su escrito de acusación que «con posterioridad a la ingesta de cocaína», la madre actuó «con total infracción del deber objetivo de cuidado para con el bebé» y procedió a darle el pecho y a prepararle un biberón.

Tras amamantar al bebé y «como consecuencia de darle la toma de leche materna» o bien «por la elaboración del biberón y el contacto con la tetina» tras haber manipulado la cocaína con sus manos, el niño resultó gravemente intoxicado, lo que ocasionó su fallecimiento.

El informe forense determinó que la causa más probable de entrada de la droga en el organismo del bebé fue a través de la lactancia materna, que produjo la referida reacción adversa al consumo de cocaína por parte de un niño de tan poca edad. El menor no tenía patologías previas, estaba bien cuidado y perfectamente desarrollado.

Para el Ministerio Público, no resultó acreditado que la pareja de la acusada le preparase el biberón al niño ni que estuviera en contacto con él tras haber consumido cocaína junto a la madre, por lo que la Fiscalía Provincial de Las Palmas no lo acusó de ningún delito. La sentencia, al haber sido de conformidad, es firme.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios