Borrar
Gloria Arencibia junto a su taxi. Arcadio Suárez
Si yo gobernase...

«No considero que ningún partido en esta Autonomía esté haciendo cosas sociales»

Gloria Arencibia | Taxista. Esta trabajadora social lleva ocho años en un sector para el que pide «un sistema de libranza» a la nueva corporación de Las Palmas de Gran Canaria

Rebeca Díaz

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 23 de mayo 2023, 23:09

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Gloria Arencibia reconoce que llegó al sector del taxi por la «puerta del juzgado». Explica que su padre, al jubilarse tras una vida de trabajo, «entregó su licencia a los floteros para que la explotaran». Pero dice que al fallecer este y ser su única hija se vio envuelta en un problema. «Los floteros me decían que todo iba bien, hasta que un día tocó en la puerta la Policía Local», relata.

Fue entonces cuando descubrió las dificultades en las que estaba «por las ilegalidades que se estaban cometiendo en mi nombre, pero sin mi consentimiento». Por eso tuvo que «defender la licencia que me querían retirar», algo que logró y marcó un punto de inflexión en su vida.

Desde entonces han pasado ocho años en los que esta trabajadora social, que se define como «activista social» y forma parte de las asociación de vecinos Avecalta, dejó aparcada la que había sido su profesión para pasar a formar parte de los más de 1.600 taxis que prestan servicio en Las Palmas de Gran Canaria.

Un sector que asegura sigue dominado por hombres pero en el que la presencia de mujeres sigue ganando terreno, pese a las reticencias que aprecia en algunos. Sin embargo, la mayor de sus críticas las dirige a la falta de unidad que aprecia en el mismo.

«Es un sector súper dividido, que mira mucho por sí mismo, para su ombligo. Y no, esto es un colectivo, y un colectivo que día a día pierde millones», señala.

Una circunstancia que cree que «aprovecha el político de turno para dejar de hacer su función», apunta quien reconoce que le gusta estar informada y al día entre otras cosas porque toma parte en un tertulia radiofónica de carácter semanal en la que abordan todo tipo de cuestiones.

Por eso dice que la campaña la vive «con tranquilidad, porque lo voy teniendo claro». Así, no duda en confesar abiertamente que emitirá un «voto nulo» al Parlamento, al Cabildo de Gran Canaria y al Ayuntamiento capitalino.

«No considero que ningún partido político en esta Autonomía esté haciendo cosas realmente sociales», argumenta. Y añade que lejos de eso, lo que a su juicio están generando es «crear una serie de problemas entre la sociedad y no nos dan herramientas para solucionarlos, como es el tema de la inmigración».

Reconoce que es un tema que le «preocupa» porque «cada vez hay más problemas de convivencia y racismo», y «creo que los partidos, en vez de controlar este tema, lo que hacen es utilizarlo para su conveniencia».

Apunta que en las últimas elecciones apoyó «a la gente que está hoy en el Cabildo», pero no esconde su decepción porque «para mí es muy importante respetar el territorio, porque es un territorio fragmentado y pobre, y están haciendo lo contrario de lo que dijeron que iban a hacer».

En cuanto a su principal reivindicación como profesional del taxi al equipo que gobierne el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria tras la cita de este domingo, la tiene clara. «Que tenga valor para implantar un sistema de libranza porque lo tiene toda España y es necesario», dice

A su juicio, el sector pierde dinero «porque al no estar regulados ni controlados, salimos cuando nos da la gana a trabajar». Y cree que una parte rechaza esta regulación porque «bajo el paraguas del servicio público, se dedica a hacer servicios privados». «Aquí, en el sector del taxi, tenemos a nuestros propios Uber», asegura.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios