Un momento de la cabalgata de carnaval que se celebró este sábado en la capital grancanaria. / JUAN CARLOS ALONSO

Los carroceros denuncian que la Policía les obligó a ir rápido pese a que era una temeridad

Dos colectivos de vehículos carnavaleros reclaman una reunión a la concejala Inmaculada Medina, quien pidió disculpas por la cabalgata

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Los colectivos de carroceros Asociación Recreativa de Carrozas Islas Canarias y Asociación de Carroceros Telcarroza denunciaron este lunes que el elevado ritmo de la cabalgata de carnaval de verano, que se celebró este sábado en la capital grancanaria, fue impuesto por la Policía Local.

«Los policías nos decían que si no íbamos más rápido nos iban a denunciar», aseguró el secretario de la asociación Islas Canarias, Francisco Javier Naranjo, «no nos parece que esto sea lo correcto».

Coincide con esta versión el presidente de Telcarroza, Julián Sánchez. «El ritmo fue el que impuso la Policía Local», expuso, « amenazaban con multas de entre 3.000 y 6.000 euros si seguíamos yendo a una velocidad baja».

Sánchez detalló que «los policías nos dijeron que como no les pagaban las horas extras, no iban a hacer horas de más».

Aseguran que el alto ritmo de la cabalgata -que ha sido bautizada ya como exprés porque la cabecera cubrió el recorrido en dos horas y media- supone un peligro por el elevado número de personas que transporta cada vehículo. «Si tenemos que dar un frenazo porque alguien se mete delante, son cien personas las que salen disparadas», expuso Naranjo, para quien en una cabalgata de este tipo no se puede ir a más de «cinco o diez kilómetros por hora». Este carrocero explicó que en condiciones normales, el trayecto requiere entre cuatro y cinco horas, el doble de lo que se empleó el sábado.

Y Sánchez expone su caso para dejar claro el alto ritmo de la cabalgata. «En 2020 mi carroza era la séptima y terminamos a las 22.30 horas», comparó, «y este año éramos la 27 y terminamos a las 19.20 horas». Para él, se produjo una situación de riesgo. «Me pareció vergonzante e inseguro».

El dato de la limpieza

  • 20,41 toneladas. Es la cantidad de basura que fue recogida por el servicio de Limpieza este fin de semana a consecuencia de la celebración del carnaval. Se usaron 704.000 litros de agua para el baldeo y saneamiento. Se empleó 163 efectivos y 40 medios mecánicos.

Por su parte, el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Josué Íñiguez, aseguró que el ritmo de la cabalgata de carnaval nada tuvo que ver con la Policía Local.

«Normalmente, entre carroza y carroza, hay cien metros que llena el público, en un acto que atraía a 200.000 personas, pero en esta cabalgata solo hubo 25.000 personas, apenas un 12%» de lo que es normal, explicó el edil, «las carrozas no fueron rápido, fue la cabalgata la que tuvo más ritmo porque no había público, ni grupos de carnaval en la cabecera. De hecho, forzamos cuatro parones desde la Policía».

Otra cuestión fue que «más de la mitad de las carrozas iban vacías y que de las más de cien inscritas, llegaron a salir 73, un 30% menos y, aproximadamente, la mitad de lo que tenemos en una cabalgata normal, que suele contar con unas 140 carrozas».

A 2,2 kilómetros por hora

Los cálculos del concejal de Seguridad difieren de los que aportan los carroceros. «La carroza más rápida hizo el recorrido a 2,2 kilómetros por hora y tardó 2 horas y 30 minutos», expuso, «y las que llevaban más público, las que iban detrás, lo hicieron en cuatro horas».

Los carroceros, que aseguran que existió descoordinación, han presentado un escrito a la concejala de Servicios Públicos, Inmaculada Medina, para tratar de analizar lo que sucedió este sábado y conocer qué pasará con este acto en futuras ediciones.

La edila responsable de la fiesta reconoció este lunes que «la cabalgata no salió bien» y pidió disculpas a los ciudadanos tras las críticas. Medina, anunció que someterá a revisión el modelo de pasacalles sin grupos y que se tomará una decisión en colaboración con los participantes en el carnaval.

La concejala sí destacó el buen resultado que tuvieron el desfile de ganadores y grupos del carnaval, así como la separación de los actos del carnaval en diferentes parques.

A este respecto, la portavoz del PP en el Ayuntamiento, Pepa Luzardo, denunció que este lunes seguía acumulada la basura en el parque del Estadio Insular y criticó el estado en que quedó el césped que es utilizado por los niños para jugar.

Medina explicó que la basura fue recogida tras la celebración del carnaval pero que no se retiró hasta este lunes.

Un agente de seguridad privada vigila el paso de la cabalgata de carnaval. / Juan Carlos Alonso

Los policías dicen que hubo falta de agentes y el Ayuntamiento lo niega

Los policías denunciaron que la falta de agentes por la negativa a reforzar los turnos afectó a la cabalgata y, sobre todo, a su finalización. «Los botellones y la aglomeración en la vía pública después de las 23.00 horas no contaba con dispositivo específico», indicó Víctor García (USPB).

«Hubo multitud de desperfectos, tanto en mobiliario urbano como privado y menores con coma etílico», denunció Adrián Hernández, de UGT, «y se desatendió a los ciudadanos con los servicios cotidianos porque había solo dos unidades».

Iván Jiménez (CSIF) explicó que «el turno de la noche se vio desbordado y se puso en riesgo la integridad de los policías».

Otras fuentes detallaron que «a partir de las 23.30 horas ya no había UIP (Policía Nacional) de servicio en el carnaval y por parte del GOIA (Policía Local) solo quedaba un subgrupo de quince hombres». Además informan de que hubo una detención por agresión sexual.

Sin embargo, el concejal de Seguridad, Josué Íñiguez, aseguró que los datos de atenciones en Cruz Roja y que el operativo policial contó «con un número más que suficiente». El edil dice que se previó «su huelga encubierta» y que «intentaron que no hubiera San Juan ni carnaval en la calle, pero no pudieron».

Por su parte, el concejal del PP Ángel Sabroso ha solicitado los informes de seguridad que rodean la cabalgata.

Y el edil de CC David Suárez criticó que se tuviera que contratar a seguridad privada para poder cubrir la seguridad de la cabalgata del sábado.