Fachada de la vivienda sobre la que el Ayuntamiento capitalino va a actuar por la vía de urgencia. / C7

El Ayuntamiento ordena el tapiado de una casa llena de basura y escombros en La Isleta

También encarga la construcción de un muro que se había caído en Miller y la demolición de una vivienda en Tafira

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento ha encargado a la empresa Ferrovial Servicios que limpie y tapie una vivienda de la calle Andamana, en La Isleta, que estaba siendo utilizada como depósito de basuras desde hace tiempo. Un informe técnico del pasado 21 de septiembre alertaba del estado ruinoso del inmueble, con las puertas de acceso destrozadas por actos vandálicos -para su ocupación y la de edificios colindantes- y la acumulación de basuras, así como de escombros procedentes del derrumbe parcial de la cubierta.

La supervisión municipal alertaba del riesgo de incendios, de caída del inmueble y de su potencial papel como foco de infecciones y plagas, de ahí que el Pleno de este viernes diera cuenta de la realización urgente «de los trabajos estrictamente necesarios para devolver las condiciones de seguridad y salubridad» al inmueble, una casa terrera.

Para ello, se ordena la demolición de los restos de la cubierta, la retirada y traslado de la basura al vertedero, y el tapiado de la casa terrera.

La basura alcanza una altura considerable. / C7

El portavoz de Coalición Canaria, Francis Candil, destacó la necesidad de que haya una actuación más rápida para evitar que la degradación de los inmuebles llegue a estos extremos. «Existen más viviendas en esta situación», expuso el concejal.

La asociación de vecinos Timonel viene denunciando desde el año 2019 la proliferación de casas escombreras, viviendas abandonadas que son utilizadas como vertederos o como discretos puntos de consumo de droga.

La que se ha ordenado tapiar ahora es una de las que este colectivo vecinal apuntó como de urgente actuación hace dos años. Su presidente, Juan Antonio Martínez, aseguró que había varios ejemplos de casas escombreras en el entorno de las calles Temisas y Andamana. En aquella ocasión, El Timonel demandó al Ayuntamiento capitalino que tapiase las viviendas y luego pasase la factura de la operación a los propietarios de los inmuebles.

Demolición y muro

No fue, la de La Isleta, la única actuación de urgencia que se elevó al pleno. También se presentó la orden de demolición de una vivienda en la calle Arquitecto López Echegarreta, en el entorno de Tafira, «por el grave riesgo de colapso» que presenta ante «la falta de estabilidad de los cerramientos externos y los elementos estructurales». En este caso, la empresa Ferrovial Servicios, a la que se le ha encargado la actuación, también deberá instalar un cerramiento en la parcela una vez que se derribe la estructura.

Por otro lado, se informó además de las obras que se inician, también por emergencia, para la estabilización de un talud y la construcción de un muro caído en la calle Francisco Hernández Guerra, en el barrio de Miller. El muro en cuestión mide 2,5 metros de alto y tiene una longitud de ochenta metros. Su antigüedad supera los cuarenta años y en los últimos tiempos se había detectado la presencia de fisuras y grietas. De hecho, tal y como ya denunció el Partido Popular, una parte del muro, de unos siete metros, se desplomó sobre la vía pública, algo que los expertos atribuyen a la sobrecarga y al empuje del terreno.

Las inversiones en el muro

  • 174.000 euros. Es la inversión que se necesita para construir el nuevo muro en Miller.

  • 428.000 euros. El muro de Miller ya fue reparado en 2015 por esta cuantía.

Para la portavoz de Ciudadanos, Lidia Cáceres, resulta necesaria un mayor esfuerzo en materia de inspección técnica de estas construcciones.

Sin embargo, la concejala de Servicios Públicos del Consistorio capitalino, Inmaculada Medina aseguró que «se cumple con la revisión» de los muros de la ciudad, y definió esta caída como un «imponderable».