Imagen del solar que se quiere expropiar. / C7

El Ayuntamiento estudia si el freno autonómico a San Lázaro obliga a parar el cambio del PGO

El Partido Popular pide al Consistorio que rectifique para evitar una expropiación «innecesaria y multimillonaria»

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria.

El alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, explicó este lunes que el expediente de la modificación del Plan General de Ordenación (PGO) en el entorno del cementerio de San Lázaro se ha tramitado de manera correcta, pese al parón que le ha dado el Gobierno de Canarias con el informe desfavorable de la Comisión Autonómica de Informe Único.

«Vamos a ver si genera una parálisis (de la tramitación)» o no, contestó el regidor a preguntas de los periodistas, «no tengo constancia de que el informe, aunque sea preceptivo, sea negativo y paralice el expediente más allá de que se recurra por las partes interesadas porque aquí hay unas posiciones confrontadas entre dos empresas que quieren instalar una gasolinera en la misma zona y no pueden ir una tan cerca de la otra».

El Ayuntamiento está impulsando el cambio de planeamiento para dotar al cementerio de San Lázaro con nuevos equipamientos, como un tanatorio o una cafetería. En estos cambios se incluye también la construcción de una gasolinera por parte de Disa en un suelo público que estaba destinado a uso deportivo y que está frente a otra parcela, de titularidad privada, en la que la empresas Pedruzcos Oil quería construir su propia gasolinera -a la que no se da licencia- y que en el nuevo planeamiento será expropiada para crear un aparcamiento al aire libre.

«Tenemos que resolver ese espacio», justificó el alcalde.

Una expropiación «innecesaria»

Por su parte, el concejal del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento, Ángel Sabroso, aseguró que el Partido Socialista (PSOE) debe aprovechar «el varapalo» dado por el Gobierno de Canarias al Ayuntamiento capitalino para evitar una expropiación «innecesaria y multimillonaria», en el marco de la conocida como guerra de las gasolineras, tal y como consta en una nota de prensa remitida a este periódico.

«Esto es muy difícil de justificar», explica Sabroso, que recuerda que el argumento del informe regional es el mismo que ya utilizó el PP en el pleno, esto es, que la cantidad económica que va a suponer la expropiación de la parcela privada donde unos particulares quieren hacer una gasolinera no está fundamentada. «Es una oportunidad para no seguir metiendo la pata con esto y ahorrarle a la ciudad muchos millones de euros de dinero de todos», asegura Sabroso, quien advierte que encima «se empeñan en expropiar la parcela a un particular, lo que tilda de «surrealista».

«Ni te dejo hacer una gasolinera para darle a otro la parcela de al lado como gasolinera exclusiva y además te expropio. En esto está el PSOE de la capital, jugando con dinero de todos en algo que va a tener consecuencias durante muchos años. Esta extrañísima operación urbanística lleva años coleando en el Ayuntamiento y muchos más que va a estar si el PSOE sigue empeñado en esta innecesaria expropiación», continúa.

La parcela particular que se empeñan en expropiar mide más de 6.000 metros cuadrados, suelo que se está considerando como urbano consolidado en un ámbito en expansión de la ciudad. Su valor puede rondar los 10 millones de euros. Y esta cifra es fácil de calcular si tenemos en cuenta que la parcela contigua que el Ayuntamiento está entregando a otro particular distinto, es de unos 2.000 metros cuadros y la está valorando en casi 1,8 millones de euros.

En opinión de Sabroso, la gran pregunta es «¿por qué se empeñan en expropiar la parcela particular que lleva años intentando que le den licencia de construcción de una gasolinera y a la que es municipal con uso de dotación deportiva se le cambia el uso para gasolinera?». Desde el PP defienden que si la ciudad necesita entregar la parcela pública a un particular para que haga una gasolinera porque es necesario para el cumplimiento de un convenio urbanístico previo «que se haga, pero que no se le expropie al otro particular y se meta a la ciudad en un conflicto judicial larguísimo que le va a salir muy caro a las arcas municipales».

Para el PP, seguridad jurídica para las inversiones, libertad empresarial y libre competencia «son ejes que deben ser intocables, porque en nada nos obligan a no sólo darle una parcela con licencia de gasolinera a Disa, sino además dársela sin que tenga que competir con nadie», concluye el concejal capitalino del PP.