Fachada del Ayuntamiento de la capital grancanaria. / C7

El Ayuntamiento capitalino gasta el 55% de sus fondos sociales hasta septiembre

De los 30,29 millones presupuestados, quedaba por ejecutar un total de 13,62 millones

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha dado cuenta del nivel de ejecución presupuestaria hasta el tercer trimestre de 2022. De acuerdo con la información oficial, hasta septiembre, el Consistorio había gastado ya el 55% de sus partidas para atender las necesidades de los sectores más desfavorecidos de la ciudad.

Así, de los 30,29 millones de euros con que se presupuestaron estas partidas, en el último trimestre del año todavía quedaba por ejecutar 13,62 millones de euros. Hay que recordar que, en 2021, el nivel de ejecución de estos gastos alcanzó el 80% a fin de año, lo que supuso el empleo de 27,36 millones de euros. Para igualar este nivel de gasto, el Ayuntamiento tendría que gastar más de cinco millones de euros al mes hasta la llegada de 2023.

Las prestaciones económicas de emergencia social y de primera necesidad presentan un nivel de ejecución del 49,3%. Eso significa que se han concedido prestaciones por valor de 2,86 millones de euros, de lo que se han beneficiado unas 250 familias en situación de riesgo. Este tipo de ayudas van desde los 684 euros hasta los mil euros

A ello se añaden otras 450 ayudas económicas de emergencia social de los fondos procedentes del Cabildo por importe de 291.135 euros.

Los distritos de Isleta-Puerto-Guanarteme y Ciudad Alta han ejecutado ya la práctica totalidad de los fondos que tenían para este fin.

En cuanto al servicio de ayuda a domicilio, presenta un nivel de gasto que ronda el 69% del total. Tenía disponible, a septiembre, un total de 4,17 millones de euros de los 13,34 millones de euros con los que empezó el año.

Un porcentaje de ejecución similar (65%) alcanzan las ayudas al alquiler, con un nivel de gasto de un millón de euros del total (1,5 millones).

En cambio, la partida del I BI social y los convenios generales con las organizaciones no gubernamentales solo había movido unos 96.000 euros de los 1,9 millones de euros que se consignaron. Esto supone un nivel de ejecución de apenas un 5%.

También baja (27%) es la disposición de ayudas para eliminar barreras arquitectónicas y la compra de vehículos adaptados, pues de los 45.000 euros disponibles, solo se tramitaron 11.948 euros.

El nivel de gasto social está lastrado porque aún no se habían contabilizado los 857.325 euros que se utilizan para subvencionar el bono de Guaguas Municipales para desempleados.

El coordinador de Hacienda, Antonio Ramón Balmaseda, los datos han variado desde septiembre. Respecto a los ingresos, explicó que se ha ejecutado un 60% (296 millones recaudados) pero han variado a fecha de hoy. Así, los impuestos y tasas han generado hasta ahora 121 millones, lo que supone superar la recaudación a fines de noviembre desde 2020 y estamos a un millón de 2019.

En cuanto a las transferencias de otras instituciones, están casi completadas.

Por lo que respecta a los gastos, arrojan un porcentaje de ejecución del 36%, pero a fecha de hoy está en 229 millones de euros (+9% en dos meses). «La evolución normal de las obligaciones reconocidas arroja una media de 22 millones al mes», añadió.

En cuanto al periodo medio de pago, se pasó de 16 a 10 días en septiembre. El porcentaje de pago del Ayuntamiento es de 173 de 180 millones (96%).

La tesorería, comparada con 2021, ha pasado de 336 a 401 millones de euros.

El edil del PP Víctor Moreno interpretó que la ejecución del presupuesto muestra el estado de las calles. «Estamos ante la peor ejecución presupuestaria de la historia reciente», denunció, «fue de un ridículo 26%» (sin incluir personal).

En cuanto a gastos corrientes fue de un 30%. Y en inversiones, solo un 10%, la mitad que el año anterior. «con el mayor presupuesto de gasto, tienen la peor ejecución», prosiguió. Moreno recordó que los retrasos en los pagos generan destrucción de empleo por imposibilidad de mantener puestos de trabajo. «las empresas con contratos en nulidad tienen que esperar hasta tres años para cobrar», añadió.

El concejal de CC David Suárez criticó que solo se haya ejecutado un 45% de los gastos. Es llamativo y lamentable que tengamos 67 millones para gastar y solo se haya invertido un 10%. Vemos un ayuntamiento que ha ido de mal en peor.