Borrar
La reina del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2022, Daniela Medina Ortega, junto al broche que otorgan a las soberanas. ARCADIO SUÁREZ

«Me alegro de haber sido la embajadora del paso a la normalidad»

Daniela Medina Ortega | Reina del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2022 ·

La joven, médica de profesión, se despide de un año de reinado marcado por las nuevas oportunidades y experiencias

Sara Toj

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 24 de febrero 2023, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El 11 de marzo de 2022, Daniela Medina Ortega fue proclamada reina del carnaval de 'La Tierra', el primero en celebrarse tras la pandemia. Con su fantasía 'Abrazando un sueño', diseñada por Juan Carlos Armas, cumplió el suyo, participar en la gala y ser la soberana de las carnestolendas de Las Palmas de Gran Canaria. Comenzó así su reinado, que hoy termina, del que habla con un brillo en los ojos característico de las personas que afrontan con ilusión las experiencias que les brinda la vida.

-¿Cómo ha sido abrazar su sueño durante este año de reinado?

-No me podía imaginar lo bonito que iba a ser abrazar este sueño. Era algo que deseaba desde pequeña, pero nunca te puedes esperar cómo será y las cosas tan bonitas que te llegarán a través de experiencias como esta. Además, todo ha estado relacionado con el carnaval, que es una fiesta muy cercana a mí.

-Por motivos profesionales reside en Barcelona. ¿De qué forma ha compaginado el ser reina del carnaval con su trabajo como médica?

-Tengo que dar las gracias a la clínica en la que trabajo porque me han dado la posibilidad y flexibilidad para poder vernir a los actos. Al final no es lo mismo trabajar en una empresa canaria, en la que saben lo que significa para nosotros el carnaval, que trabajar allí. Ha sido difícil, pero no me arrepiento. A lo largo del año he dicho que sí a todo. Es sacrificado, pero merece la pena.

-Fue la primera reina tras la pandemia por la covid, en el carnaval de 'La Tierra'. ¿Cómo lo afrontó?

-Pues la verdad es que lo viví con muchas ganas. En aquel momento, todos los ciudadanos y, sobre todo, los carnavaleros, estábamos deseando algo de alegría y de fiesta en la ciudad. Para mí, que regresara la gala, además de las celebraciones, aportó un poco de esperanza en toda la situación que estábamos viviendo. Este año, el carnaval sí que se celebrará completamente en la normalidad. El mío quizás fue el paso a la nueva normalidad, pero me alegro de haber sido un poco la embajadora de ese paso, 'la reina de la Tierra' después de la pandemia, que además la sufrimos tanto.

-Como bien dice, este año el carnaval regresa por todo lo alto. ¿Qué espera de él?

-Espero alegría, fiesta, disfraces, mucha gente en la calle, sin restricciones... También, que hagamos un carnaval consciente, que no nos volvamos muy locos tampoco, pero que lo disfrutemos, que al final la esencia del carnaval es esa, disfrutar.

-Su hermana Silvana fue reina del carnaval en 2007. ¿Qué consejos le dio antes de presentarse?

-Sobre todo, que aprovechara al máximo, que dijera que sí a todo y, bueno, antes de ser reina, el consejo fue que aprovechara los tres minutos de puesta en escena, que al final son únicos. Y ojalá a día de hoy pudiera volver a vivirlos, volver a estar en el parque de Santa Catalina. Me volvería a presentar solo por repetir la experiencia de estar en el escenario. Es emoción pura y dura.

-Y ya siendo reina, ¿de qué forma le ha ayudado?

-Me ayudó con consejos de este tipo y también a saber llevarlo un poco, porque ya ella tenía la experiencia. En ese sentido ha sido una especie de consejera y asesora.

-Este año le toca pasar el testigo. ¿Qué espera de ese momento? ¿Está nerviosa?

-La verdad es que estoy supertranquila y lo estuve también en mi gala. Pero este año estoy más relajada porque creo que lo he aprovechado al máximo, que he hecho todas las cosas que podía hacer. A todos los eventos a los que me han invitado o que me han podido abrir puertas y posibilidades he ido, creo que he exprimido este año. De todas formas, tengo ganas de pasar el testigo y que una nueva chica pueda tener esta oportunidad.

-Hemos hablado de la corona y de su experiencia, pero, ¿cómo definiría ser reina del carnaval en pocas palabras?

-Ser reina es ser embajadora de tu ciudad, del carnaval. No significa que te vaya a conocer todo el mundo, pero te conviertes en alguien reconocido en general. Aunque no sepan tu nombre en concreto o no te conozcan, si alguien te presenta como la reina del carnaval es un mérito. Sea aquí o en Barcelona, que es donde estoy viviendo ahora. Allí digo que soy la soberana y se sorprenden. En pocas palabras lo definiría como reconocimiento, orgullo y representación del carnaval.

-¿Qué obligaciones tiene una reina?

-Todas las que tengan que ver con el carnaval, además de aquellas en las que Canarias esté representada a nivel nacional, como puede ser el caso de Fitur. No es mi caso, pero otras reinas también han ido a otros países. En todo aquello que implique representarnos como ciudad o como carnaval, hay que estar. Además, gracias al título me llamaron para participar en distintos programas de televisión, entre ellos, 'Viajeros Cuatro'. Tuve que representar a Las Palmas de Gran Canaria y enseñar un poco los lugares que yo quería mostrar. Fuimos a la playa de Las Canteras, les llevé a un espectáculo drag... Después de ese reportaje, mucha gente me vio, incluso pacientes míos me han reconocido gracias a él.

-Este año su diseñador también presenta candidata, Paula Santana. ¿Ha podido hablar con ella?

-La conocí en la presentación de candidatas y me parece una chica muy tierna y dulce. Seguro que va a hacer un buen papel. Le dije que fuera ella misma, que no fingiera nada porque al final lo que se valora es la naturalidad en el escenario. También le recomendé que tuviera buen trato con las compañeras, porque al final te apoyas en ellas.

-¿Qué consejo le daría a la futura soberana?

-A la futura soberana le diría que aproveche al máximo, que diga que sí a todo, que cualquier puerta, pequeña o grande, es una oportunidad. Y, ante todo, que disfrute al máximo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios