Borrar
Mario Martel, en un medio maratón Fundación Puertos de Las Palmas. Paqui Ramírez
Atropelló de muerte a Mario Martel y alega que estaba bien para conducir
Tribunales

Atropelló de muerte a Mario Martel y alega que estaba bien para conducir

El acusado se enfrenta a cuatro años de cárcel por un delito de conducción bajo la influencia del alcohol en concurso con un homicidio por imprudencia grave. El juicio quedó visto para sentencia

Samantha Sánchez

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 15 de febrero 2024, 14:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Héctor Ramón P.F., el hombre acusado de ser el autor del atropello que acabó con la vida del corredor Mario Martel mientras entrenaba, la mañana del 29 de enero de 2023, en la Avenida de Las Petrolíferas, dentro del Puerto de Las Palmas, decidió cambiar la versión de los hechos que dio en la fase de Instrucción durante la vista celebrada ayer. Alegó que la noche anterior a los hechos durmió lo suficiente y que, al día siguiente —el del atropello— se encontraba bien para conducir.

Según esta nueva tesis —que poco tiene que ver tampoco con la que aportó en las dependencias policiales el día en el que ocurrieron los fatales hechos— el 28 de enero de 2023, el acusado, que trabajaba para la empresa Gesport en el Puerto de Las Palmas, terminó su jornada laboral a las 18.00 horas y de ahí se fue a tomar algo con unos compañeros por la zona del Puerto. «Bebimos cerveza, vodka», dijo en el juicio celebrado en el Juzgado de lo Penal número 1 de la capital grancanaria, presidido por la magistrada María Gabriela Ramos Sáenz.

Héctor Ramón P.F. manifestó que estuvo con ellos hasta las 23.00 o las 00.00 horas y que luego cogió un taxi para volver a casa. Al día siguiente, se levantó a las 7.00 horas, ya que debía estar nuevamente en el Puerto a las 8.00 para comenzar a trabajar, y cogió el coche. «Me vi bien para conducir», aseguró.

Versiones contradictorias

Las contradicciones, para la acusación, eran obvias, debido a que, en su primera versión, el encausado señaló que el día del atropello acudió a su puesto de trabajo habiendo consumido bebidas alcohólicas y dormido tan solo dos o tres horas, ya que en ese momento contó que había llegado a su casa a las 5.00 horas.

El acusado afirmó en la vista que el atropello al corredor Mario Martel ocurrió cuando volvía a su trabajo tras haber salido del Puerto con su coche para comprar el desayuno. «No sé cómo pasó. Quité la vista, y, en cuestión de segundos, sucedió todo [...] Me quedé en shock, solo podía pedir ayuda y pensar en mi mujer», explicó visiblemente afectado. «No lo vi. Me despisté. Solo puedo decir que lo siento», añadió.

La fiscal Cecilia Acebal elevó sus conclusiones a definitivas al entender que Héctor Ramón P.F. es autor de un delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas en concurso ideal con un delito de homicidio por imprudencia grave. Le pide una condena de cuatro años de prisión.

Aparte de la pena privativa de libertad, la Fiscalía interesa que se le retire el derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo de seis años y el abono de las costas, además de cuantiosas cantidades en concepto de responsabilidad civil. En concreto, el acusado debería —según esta parte— indemnizar a su madre con 59.988,91 euros y a cada uno de los siete hermanos del fallecido con 18.329,94 euros.

Por su parte, la defensa ejercida por Armando Martín, que también elevó las suyas a definitivas, solicita la absolución del acusado del delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Respecto al delito de homicidio por imprudencia grave, pide que se le imponga la pena mínima de un año.

El procedimiento quedó visto para sentencia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios