Borrar
Imagen de la romería celebrada este domingo. Cober

Los labradores ponen el broche de oro a 2023 en Santa Lucía

15.000 personas participaron en la 55 edición del acto que pone el cierre a las fiestas patronales de Santa Lucía de Tirajana. Identidad, música y comida, el 'mejunje' de éxito

CANARIAS7

Santa Lucía de Tirajana

Domingo, 17 de diciembre 2023, 14:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un año más, y ya van 55, 15.000 personas despidieron con honores las romerías del 2023 en el particular fin de año de los incondicionales de esta tradición festiva. La romería de Los Labradores, al paso siempre que marca la Virgen del Rosario, cuya carreta encabezó la comitiva, puso el broche a las fiestas patronales por Santa Lucía, de las pocas de la isla en la que dos imágenes comparten protagonismo.

El pintoresco casco histórico, un típico pueblo de las medianías meridionales de Gran Canaria, se quedó pequeño para acoger a la muchedumbre que, como está mandado, dio buena cuenta de la apetitosa y generosa oferta de productos de la tierra que fueron distribuyendo a su paso las 12 carretas de esta edición, impulsadas buena parte por yuntas de reses. No faltaron vino, ron, quesos, chicharrones, aceitunas, pan de leña, mantecados y pellas de gofio, además del tradicional mejunje, una bebida típicamente santaluceña elaborada con ron, miel y bebidas aromáticas.

La marcha oficial dio comienzo tras la misa canaria en la iglesia de Santa Lucía, pasada la una de la tarde, pero la fiesta arrancó desde bien temprano, en cuanto las distintas carretas y los grupos que las acompañaban se iban colocando en su puesto de salida. Y es que otra peculiaridad de esta romería es su horario, al final de la mañana, y no por la tarde, por lo que los romeros tuvieron que lidiar con el solajero, que, dicho sea de paso, este año estuvo entre los soportables.

Si gente hubo en la comitiva, otro tanto pasó con los accesos al pueblo, que no tardaron en complicarse a partir del mediodía. Los más rezagados en subir se encontraron con colas a su llegada, porque la Policía Local cerró al tráfico el centro urbano desde bastante antes del inicio de la romería. El casco es pequeño y no puede absorber el aluvión de vehículos particulares en los que los participantes prefieren seguir acercándose a esta romería pese a que Global dispuso una flota especial de guaguas con salida desde la Karpa de Vecindario, con salidas cada 15 minutos. Las últimas salieron de Santa Lucía a las diez de la noche, porque en esta romería, como en casi todas, se sabe cuándo se empieza, pero no tanto cuándo se acaba.

Ahora toca echar la cuenta atrás para la próxima, pero, mientras tanto, hay decenas de romerías a lo largo de 2024 para calentar motores.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios