Borrar
El incendio comenzó en el cortijo de Huertas, en Tejeda, y subió rápidamente al Pico de Las Nieves. Arcadio Suárez
Fuego en la cumbre

Estabilizado al 95% el incendio en la cumbre grancanaria

El fuego ha afectado a unas 400 hectáreas | Solo hay llamas activas en un 5% de la superficie, en la cabecera del incendio, en la Caldera de Los Marteles

Jesús Quesada

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 25 de julio 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El incendio declarado en la cumbre de Gran Canaria este martes está estabilizado en un 95% de su superficie, gracias a las labores de extinción y unas condiciones meteorológicas favorables que han permitido contener el avance de las llamas, según ha anunciado en rueda de prensa el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales.

Morales ha detallado que, de las 400 hectáreas que se estima que se han visto afectadas, en un 65% el fuego está «liquidado», en un 35% está estabilizado y se trabaja para mantenerlo bajo control y extinguirlo. Solo hay llamas activas en un 5%, en la cabecera del incendio, en la Caldera de Los Marteles, pero con perspectivas positivas.

Las autoridades se preparan para autorizar esta noche, o más tardar el jueves, el regreso a casa de los únicos vecinos que siguen desalojados: una veintena de residentes del caserío de Cuevas Blancas. Ya ha sido autorizado de nuevo el uso del campamento del Garañón y del albergue de Camaretas, dos instalaciones de las que el martes fueron evacuados de urgencia casi un centenar de personas, en su mayoría menores que realizaban actividades de verano.

Sin daños en las viviendas

El Cabildo ha adelantado que por el momento no hay constancia de daños en las viviendas del caserío de Cuevas Blancas, el núcleo poblado al que más se aproximó el fuego, por lo que el permiso para que los vecinos regresen a sus hogares no se retrasará mucho más del jueves por la mañana.

En la jornada de este miércoles, las brigadas han seguido trabajando con apoyo desde el aire de ocho helicópteros y un avión forestal, que a lo largo de los dos días de fuego han hecho unas 1.200 descargas de agua, equivalente a más 1,2 millones de litros.

Está previsto que sigan sobre el terreno en las últimas labores de extinción del fuego alrededor de 250 personas, que el jueves volverían a tener apoyo aéreo de considerarse necesario.

Morales y el coordinador del operativo contra el incendio, Luis Fernando Arencibia, han explicado además que los primeros informes indican que el fuego ha ocasionado pocos daños a las masas de pino canario, porque ha pasado con rapidez por ellas sin tener mucha carga de combustible en el suelo, ya que durante el invierno se había actuado limpiando esas mismas zonas.

Por ello, no tienen duda de que las zonas de pino canario, que tienen una resistencia natural al fuego, se recuperarán con rapidez. En cambio, algunas pequeñas masas de pino común sí pueden haber sufrido daños más severos, por lo que el Cabildo de Gran Canaria valorará sustituirlas por plantaciones de pino autóctono.

Crónica de un incendio

Tras declararse el incendio este martes, las llamas corrieron rápidamente y subieron al Pico de Las Nieves, el Pico de La Gorra, los Altos del Pozo y El Salado, se dividieron en varios focos por la acción de las pavesas y obligaron a desalojar a 80 niños en el campamento de Garañón, a 20 personas que ocupaban el campamento de Camaretas (San Mateo), algunas viviendas de Cuevas Blancas, junto a la presa de Valsequillo, y varias casas aisladas. Siempre fue por prevención y no por riesgo de que ardieran.

La baja humedad reinante, en torno al 20%, no favorecía el control del fuego, pero el hecho de que las temperaturas no fueran altas evitaba que las llamas corrieran más.

El perímetro libre de vegetación de los repetidores de Los Pechos, entre ellos el de Aena, y de las instalaciones del Escuadrón de Vigilancia Aérea EVA 21, situados en el Pico de Las Nieves, evitó que las llamas dañaran estas dotaciones.

Hasta 9 helicópteros se sumaron durante la tarde a la lucha contra el fuego desde el aire, tres del Ministerio para la Transición Ecológica, tres del Gobierno de Canarias y los dos del Cabildo con base en Artenara, a los que se añadió otro de la Guardia Civil en labores de coordinación. Durante la tarde-noche se unió un avión de carga en tierra procedente de La Gomera.

Infografía del incendio..
Infografía del incendio.. Juan Manuel Mendoza

Desde tierra eran 150 los efectivos que trabajaban para evitar la propagación del incendio, entre ellos varias brigadas Bravo y Presa del Cabildo, unidades forestales llegadas desde La Palma y La Gomera, dotaciones del Consorcio de Emergencias, Protección Civil de varios municipios y distintos cuerpos policiales, pero no la Unidad Militar de Emergencias (UME) de Gando.

Al estar el incendio declarado en nivel 1 y no afectar a núcleos poblados ni a personas, el protocolo oficial en vigor no permite la intervención de la UME, aunque sí participó, curiosamente, en la protección de las instalaciones de Defensa en el Pico de Las Nieves.

El dispositivo contra el incendio centró su actividad en el control del flanco izquierdo, cuya cabeza seguía activa al caer la noche, para evitar que las llamas bajasen por el Roque Saucillo en dirección al barrio de Camaretas y otras poblaciones de Valsequillo. Anoche evolucionaba lentamente y la bajada de las temperaturas y el aumento de la humedad favorecían la lucha por su estabilización.

Noticia Relacionada

La previsión meteorológica de que el viento rolase anoche al norte aconsejó concentrar los trabajos en ese flanco. El flanco derecho del fuego caminaba, por su parte, hacia los Riscos de Tirajana, donde se preveía que muriera. Las llamas nunca llegaron a la caldera de Los Marteles, pero sí al entorno de la presa de Cuevas Blancas, y la evacuación de Cazadores se descartaba a las 21.30 horas porque el fuego estaba casi estabilizado y a varios kilómetros de distancia de este núcleo de población.

Como medida de seguridad también se procedió desde el mediodía al corte de varias carreteras, que siguieron cerradas durante la noche.

Las columnas de humo del incendio eran visibles desde distintos puntos de la isla.
Las columnas de humo del incendio eran visibles desde distintos puntos de la isla. Arcadio Suárez

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios