Mapa de ubicación del parque eólico flotante San Borondón (mancha violeta) en aguas del Sureste. / C7

Iberdrola prevé 17 molinos de 14 MW en el parque eólico San Borondón

El proyecto apuesta por cimentaciones flotantes a 3 kilómetros de la orilla y a una profundidad de 40 a 200 metros en la costa de Maspalomas a Gando

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

El parque eólico marino San Borondón promovido por Iberdrola en aguas del Sureste estará formado por 17 aerogeneradores de 14 MW montados sobre cimentaciones flotantes en profundidades que varían entre los 40 y los 200 metros dentro de un área de 44 kilómetros cuadrados ubicada a unos 3 kilómetros de la costa comprendida entre Maspalomas y el aeropuerto.

El parque eólico marino de mayor potencia que pretende instalarse en aguas del Sureste, de los 11 que han iniciado el trámite de declaración de impacto en esa franja, prevé la posible incorporación de una planta piloto de 50 MW en el arranque del proyecto para incrementar luego la potencia en 188 MW adicionales y llegar a 238 MW.

Así figura en el proyecto registrado por Iberdrola en el Ministerio de Transición Ecológica, que resalta que la producción anual prevista en San Borondón supondría en torno al 35% del consumo de energía eléctrica que tuvo la isla en 2019.

El proyecto estima que el parque flotante fomentaría la creación de 4.000 empleo directos e indirectos a lo largo de su vida útil mantenimiento, proyecta en el Puerto de La Luz las operaciones de montaje y precisa una ventana climática favorable para el traslado de los aerogeneradores con remolcadores a su ubicación y la conexión del parque a la red eléctrica insular.

Montados sobre plataformas flotantes y semisumergibles de acero, con una altura de buje de 150 metros sobre el nivel del mar y un diámetro de rotor de 230 metros, las dimensiones de los aerogeneradores son faraónicas. Cada torre tiene una longitud de 125 metros y un peso de 1.000 toneladas, el peso total de la góndola y el rotor es de 760 toneladas y la altura total del molino sobre el nivel del mar será de unos 262 metros.

Recreación del parque eólico de Iberdrola incluida en el proyecto sometido a declaración de impacto. / C7

La turbina de tales gigantes genera electricidad a partir de velocidades de viento de 3 metros por segundo (m/s), alcanza su potencia máxima alrededor de los 14-25 m/s y se desconecta para prevenir daños en los molinos si la velocidad del viento excede los 30-35 m/s.

Iberdrola sostiene que la ubicación de San Borondón no invade las principales áreas naturales protegidas de la zona y permite un tendido de evacuación de la energía viable. Para ello se precisa la creación de una subestación eléctrica cerca del barranco de Tirajana.

Cimentación flotante

El proyecto destaca que los sistemas de cimentación flotante disponibles actualmente, los elegidos para San Borondón, permiten reducir impactos ambientales y superar las limitaciones ligadas a la profundidad del lecho marino, «hecho que había provocado que la eólica marina prosperara únicamente en aguas someras como las del mar del Norte o el Báltico».

Sistema de cimentación flotante previsto por Iberdrola para los aerogeneradores del proyecto San Borondón. / C7

Este proyecto es, de hecho, el primero de los 11 que quiere instalarse en aguas del Sureste, que suman una potencia de 834 MW, que apuesta por este tipo de cimentación flotante.