Falsas orcas en Puerto Rico se acercan al buque parado 'Spirit of the Sea'. / Spirit of the sea

Un grupo de falsas orcas se da un festín de atún en el sur de Gran Canaria

Fue una familia de unos cincuenta animales, con crías, a pocas millas de Puerto Rico

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Un grupo de falsas orcas ( Pseudorca crassidens) permanece estos días en el sur de Gran Canaria alimentándose de los atunes que están de paso por el archipiélago.

Este jueves, una familia de medio centenar de ejemplares pudo apreciarse varias al millas al sur de Puerto Rico. Cuando el barco de observación de cetáceos 'Spirit of the Sea' se percató de la presencia de estos delfínidos, paró motores, como es obligatorio. En ese momento, los atunes se dirigieron hacia la nave perseguidos por las falsas orcas, que iban acompañadas de varias crías.

En los últimos años cada vez hay más referencias de su presencia en las aguas canarias, aunque se trata de animales muy esquivos y bastante poco conocidos.

Según el censo de varamientos que tiene el Instituto Universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria (IUSA) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), en lo que vamos del presente siglo solo constan dos casos: uno en Lanzarote, en el año 2008; y otro en La Gomera, en 2012.

El investigador del IUSA Manuel Arbelo añadió que «en los años noventa existen un par de registros más».

Falsas orcas en Puerto Rico. / Spirit of the sea

El presidente y director científico de la Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en el Archipíelago Canario (SECAC), Vidal Martín, explicó que la falsa orca es una especie poco conocida. «En Canarias hay varios avistamientos y algunos varamientos, pero no se sabe mucho sobre su biología. Se alimentan de grandes túnidos y se desplazan en grupos bastante numerosos».

Esta especie, cuyos ejemplares adultos pueden alcanzar los seis metros, a veces se asocia a delfines mulares ( Tursiops truncatus), como ha ocurrido este jueves en Puerto Rico.

Suelen observarse en torno a las islas oceánicas, pero aquí se desconoce si hay poblaciones residentes o son solo animales de paso. De hecho, se está tratando de impulsar un catálogo en base a los avistamientos y los animales que han sido fotoidentificados, si bien no se ha desarrollado un estudio en profundidad.

Martín indicó que « en Hawaii se está haciendo seguimiento de poblaciones y han visto que hay grupos asociados a las islas oceánicas y otros más pelágicos, como también ocurre con zifios o calderones», por lo que es posible que en Canarias se produzca un hecho similar.

« Cuando capturan un atún lo comparten y se lo comen entre varios miembros», informó el experto de la SECAC.