El consejero de Obras Públicas, Sebastián Franquis, aclaró este viernes el futuro del puerto. / Arcadio Suárez

La cementera se trasladará al polígono industrial de Arinaga

El puerto de Santa Águeda seguirá siendo industrial temporalmente y luego tendrá uso deportivo y la parcela de la fábrica se reconvertirá en turística

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

El puerto de Santa Águeda mantendrá el actual uso industrial temporalmente, hasta que se materialice el traslado de la cementera que allí opera al polígono industrial de Arinaga, y será exclusivamente deportivo a partir de entonces.

Esa es la propuesta que El Gobierno de Canarias le hará al consejo de administración de puertos Canarios para resolver el uso del puerto de Santa Águeda a partir del vencimiento de su actual concesión, que será el 29 de octubre próximo.

Hasta entonces el consejero de Obras Públicas, Sebastián Franquis seguirá negociando con las partes interesadas para ponerle plazo a esa temporalidad. Debe resolverse antes de que venza la concesión.

Para que el puerto pase a ser deportivo tendrá que modificarse la revisión del Plan Insular de Ordenación que tramita el Cabildo, de modo que el uso turístico de la pieza de Santa Águeda se convierta en determinante, y luego el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana tendrá que adaptar su Plan General y cambiar el uso industrial de la parcela de la cementera por otro turístico.

Franquis no quiso poner plazos al traslado de la cementera pero adelantó que los responsables del polígono industrial de Arinaga han comunicado que habilitar el suelo no será posible antes de 2028. Y la Autoridad Portuaria de las Palmas tampoco cree posible la concesión de atraque en ese puerto antes de la misma fecha.

A partir de ahora, señaló Franquis, se necesita un gran acuerdo de isla para hacer compatible el uso combinado del puerto, el desarrollo turístico de Santa Águeda y el traslado de la cementera.