Borrar
Directo Eslovenia golpea primero a Serbia con un tanto de Karnicnik
La inauguración del I Foro Internacional Ecoislas se produjo este jueves en Infecar. C7

El I Foro Internacional Ecoislas busca soluciones de desarrollo sostenible

Gran Canaria ·

Más de 40 ponentes internacionales, nacionales y locales exponen medidas para reducir la huella ecológica en los territorios aislados

Jesús Quesada

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 2 de febrero 2023, 12:50

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En una isla que fabrica el 90% del agua que consume, tiene la mayor densidad de vehículos por kilómetro cuadrado del archipiélago, genera una huella ecológica 10 veces superior a sus recursos y que a la misma hora en que se inauguraba no cubría con energías renovables ni el 8% de su consumo eléctrico comenzó este jueves el I Foro Internacional Ecoislas.

El evento organizado por el Cabildo de Gran Canaria para exponer, discutir y compartir propuestas y medidas encaminadas a potenciar la transición hacia un modelo socioeconómico más verde, rentable, autosuficiente y sostenible con un enfoque insular reúne en Infecar a expertos de Canarias, Baleares, Chipre, Grecia y Suecia.

Más de 40 ponentes internacionales, nacionales y locales participarán hasta este viernes en las charlas, mesas redondas, actividades paralelas y exposiciones sobre buenas prácticas, necesidades y soluciones posibles para para profundizar en un desarrollo más ecosocial en cuatro grandes ejes: la economía circular y azul; la energía, el agua y la movilidad; la adaptación al cambio climático; y el turismo regenerativo.

El profesor de Economía Circular Aplicada y de Economía Regenerativa de la Universidad de Harvard Manuel Maqueda abrió las ponencias del Foro poniendo los pelos de punta a los asistentes con un vídeo sobre el impacto de los plásticos en el mar en una población de albatros de una isla del Pacífico.

Cómo ser un buen ecoisleño

Maqueda explicó cómo ser un buen ancestro, un ecoisleño, para dejar una isla sostenible a las siguientes generaciones, reclamó un cambio de pensamiento para alcanzar la sostenibilidad y apostó por conservar el valor de las cosas el mayor tiempo tiempo posible y por «volver a la mentalidad de reparar, reutilizar y compartir».

Manuel Maqueda protagonizó la primera ponencia del Foro.
Manuel Maqueda protagonizó la primera ponencia del Foro. C7

El CEO de Super, entidad que asesora a empresas y organismos públicos sobre cómo reducir el uso de plásticos de un solo uso, subrayó que en las islas resulta esencial «ponerle fin a llegada de residuos. Las islas están al final del camino, lo que viene de fuera viene con embalajes y se queda aquí», remarcó.

Maqueda recordó que la energía no solo se consume en el uso y que «todos los materiales y las cosas tienen energía metida en ellas». La mitad de la huella energética se genera fabricando cosas, comentó, y en el caso de un hotel el 70% está en su construcción. Canarias no solo depende del petróleo para la movilidad de sus ciudadanos en los vehículos sino también para producir agua o tomates. «Hay que expandir la mirada porque la energía está en todo», aseguró.

El tren es una buena opción

Sobre la implantación del ferrocarril en Gran Canaria para el transporte público, este experto mundial dejó claro que «el tren siempre es una buena opción» y que «el vehículo privado es la peor», pero insistió en la necesidad de «diseñarlo para que sea lo más duradero posible», para que sus componentes se puedan fabricar en la isla en la mayor proporción posible y para que sea reparable y extensible sin tener que importar materiales para ello. «Hay que pensarlo todo antes», declaró.

Al respecto se decantó porque la línea ferroviaria proyectada entre la capital y el sur funcione con energías renovables, «eólica, solar o la que sea», al mismo tiempo que, en relación a su posible alimentación con pilas de hidrógeno verde, advirtió que «el hidrógeno también requiere mucha energía para fabricarlo. Hay que electrificar primero y luego el hidrógeno», recomendó.

La tasa turística en Baleares

También participó este jueves en una de las mesas redondas del Foro la vicepresidenta segunda y consejera ejecutiva de Sostenibilidad y Medio Ambiente del Consell de Mallorca, Aurora Ribot, quien defendió que hay que poner límites al impacto del turismo en las infraestructuras, los recursos naturales y las sociedades insulares. En el otro archipiélago español ya se hace en la llegada de cruceros y la entrada de vehículos de alquiler (ya se aplica en Formentera).

Gittam Frejhagen (izquierda), procedente de la isla sueca de Gotland, es otra de las ponentes del Foro.
Gittam Frejhagen (izquierda), procedente de la isla sueca de Gotland, es otra de las ponentes del Foro. C7

Ribot destacó que la tasa turística (impuesto de turismo sostenible) implantada en Baleares no ha evitado que este archipiélago siga batiendo récords de llegada de turistas y sí ha permitido invertir esa recaudación en revertir el impacto en el consumo de territorio y agua, el tratamiento de residuos y la sociedad. Para ello la tasa se invierte, entre otras cosas, en el abaratamiento del transporte público en tren, la construcción de viviendas de protección oficial para combatir el encarecimiento de los alquileres y la creación de una nueva facultad universitaria de Ciencias.

El PIO protege el 85% del territorio

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, fue el encargado de inaugurar el I Foro Internacional Ecoislas apelando a la conveniencia de conocer las experiencias de otros lugares y otras islas europeas en el desarrollo sostenible y la adaptación al cambio climático, compartir experiencias, modelos y soluciones y conjuntar esfuerzos para alcanzar mayores cotas de igualdad social en la actividad económica.

Recordó el presidente insular que el nuevo Plan Insular de Ordenación (PIO) protege el 85% del territorio de cualquier actuación urbanística, se decantó por propiciar inversiones sostenibles en nuevos nichos de empleo endógeno (como la economía azul y la circular) y por impulsar la digitalización y la sostenibilidad como destino turístico. En este terreno, aseveró, «no hay vuelta atrás, entre otras cosas por las propias demandas del turismo».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios