De izquierda a derecha, Irigoyen, Morales, Máñez y Gil, juntos en la presentación de esta iniciativa. / C7

Formación a la carta para dejar en Gran Canaria el empleo que cree el Salto de Chira

El Gobierno canario y la patronal provincial de la construcción preparan 40 cursos para especializar a 600 desempleados de difícil inserción laboral

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

Para cubrir la demanda de profesionales especializados en las obras del Salto de Chira, pero también para las previstas a corto y medio plazo con fondos europeos Next Generation, Administración, patronal y sindicatos han decidido poner en marcha un plan de formación en perfiles no disponibles hoy en el mercado laboral de la construcción. Hasta 600 personas desempleadas, el 55% de ellas mujeres y el 45% hombres, se beneficiarán de los 40 cursos de entre 120 horas y 600 horas que ofrecerá la Fundación Laboral de la Construcción y financiará el Servicio Canario de Empleo (SCE).

La formación diseñada con este objetivo incluye 3.645 horas lectivas y se orientan, fundamentalmente, a la digitalización de las obras, el movimiento de tierras y el manejo de grúas, entre otras competencias, y el 75% consistirá en prácticas en empresas, entre ellas Red Eléctrica de España, la concesionaria de la central hidroeléctrica, que prevé la creación de 3.500 empleos durante los cinco años en que está prevista la construcción del Salto de Chira.

LAS CLAVES

  • Perfiles La formación creará perfiles no disponibles hoy en la isla relacionados con la digitalización de las obras y el manejo de grúas, entre otras competencias que tienen demanda.

  • Prácticas El 75% de las horas de formación consistirán en prácticas en empresas, incluida REE, que también aportará profesores de entre su plantilla.

  • Víctimas En el perfil buscado para los cursos, que costarán 338.000 euros, figuran mujeres víctimas de malos tratos.

El perfil buscado son personas desempleadas de larga duración con y sin cualificación, y de difícil inserción laboral, incluyendo al colectivo de mujeres víctimas de malos tratos, que buscan empleo en el sector de la construcción, resaltó la consejera de Empleo del Gobierno de Canarias, Elena Máñez, al presentar este «ejemplo de colaboración público-privada» para ofrecer «formación continua en competencias» y detalló que el coste asciende a 338.000 euros.

La presidenta de la patronal provincial de la construcción, María de la Salud Gil, subrayó que el objetivo es cubrir «perfiles profesionales no disponibles hoy en el mercado laboral», comentó que un 20% del programa se reservará para quienes deseen aumentar su profesionalización con un itinerario completo y explicó que los cursos se irán poniendo en marcha progresivamente y que antes del verano estarán finalizados los primeros.

La delegada de REE en Canarias, Ainara Irigoyen, desveló que en la formación participarán profesionales del operador y transportista del sistema eléctrico y se mostró convencida de que aumentará la empleabilidad de los grancanarios en las obras del Salto de Chira. Según indicó, de los 3.500 empleos previstos durante los cinco años de obras, 1.500 serán directos, 1.700 serán indirectos y los 800 restantes serán inducidos.

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, aplaudió una iniciativa que «evitará que el personal cualificado para las obras del Salto de Chira venga de fuera» y se refirió a la central como «el proyecto más importante en décadas en Gran Canaria» porque supondrá contar dentro de cinco años con «una alternativa real a la descarbonización en un territorio aislado».

A la espera del informe favorable del Consejo Insular de Aguas al proyecto de la desaladora para poner la primera piedra del Salto de Chira, REE acomete los trabajos previos en la parcela de El Pajar que acogerá el primero de sus elementos. Según dijo la delegada en Canarias, se están haciendo catas y estudios geotécnicos del suelo y ya se han hecho las prospecciones arqueológicas. Además, el proyecto cumple todos los condicionantes impuestos por la declaración de impacto ambiental.