Borrar
Trabajos de reterida de residuos de varios grupos de vapor de la central térmica de Jinámar. C7
Endesa desmantela varios grupos de vapor de la central de Jinámar

Endesa desmantela varios grupos de vapor de la central de Jinámar

La primera fase de las obras retira 3.000 toneladas de residuos | La demolición de la chimenea más pequeña, de 76,5 metros de altura, no se hará mediante voladura

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 14 de marzo 2024, 20:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Hace un año que la UTE Afesa-Nervión, adjudicataria del desmantelamiento de una de las dos chimeneas de la central térmica de Jinámar, inició las obras. En la primera fase, casi culminada, estaba previsto que limpiara y se llevara todo el material de la zona circundante, lo que incluye la retirada de los transformadores de los grupos de vapor 1, 2 y 3, la turbina de vapor 1 y los conductos de tuberías y equipos, el desmantelamiento de las calderas de los grupos 1, 2 y 3 y los tanques y otros aparatos en desuso.

Hasta ahora Endesa calcula que han sido extraídas 3.081 toneladas de residuos sólidos y líquidos de distinta tipología, una cifra que aumentará considerablemente cuando en el segundo trimestre de 2024 se inicie el desmantelamiento paulatino de la chimenea más pequeña, de 76,5 metros de altura.

Gran parte del material retirado ha sido reciclado y al resto se le ha dado un tratamiento especial. Entre los materiales recuperados destacan 71 toneladas de cobre, bronce y latón, 2.169 toneladas de hierro y acero, 8 toneladas de cenizas, 49 toneladas de cables, y 95 toneladas de aceites minerales.

El proceso de demolición de la chimenea será complejo, puesto que queda descartada la voladura y se intervendrá en la estructura de hormigón mediante robots, maquinaria pesada y manualmente. La mayoría de los trabajadores que intervienen en la obra son canarios. Endesa cumple así con su filosofía de crear empleo entre la población residente en el entorno.

Vista de las dos chimeneas de la central desde el interior de la instalación.
Vista de las dos chimeneas de la central desde el interior de la instalación. C7

En cuanto al espacio de 6.000 metros cuadrados que ganará la central cuando concluya el desmantelamiento de la chimenea y la retirada de los grupos de vapor inoperativos, la empresa no ha decidido aún el uso que se le dará en un futuro, aunque previsiblemente apostará por nuevas unidades de generación respetuosas con el medio ambiente.

Símbolo visual de la capital

Las chimeneas de la central de Jinámar han sido un símbolo visual en el horizonte de acceso a Las Palmas de Gran Canarias desde que se levantaron en los años 70 del siglo XX para dar cobertura energética a la isla. En pleno siglo XXI, ambas chimeneas marcarán también un hito al convertirse, con el desmantelamiento de la más pequeña, en un avance en el camino hacia la descarbonización iniciado por Endesa.

Está previsto que la obra se prolongue hasta septiembre. Se dividió en varias fases para hacerla más segura y compaginarla con el funcionamiento de los grupos de generación que aún siguen operativos en la central.

La chimenea a punto de ser desmantelada se sometió a principios de 2023 a reparaciones superficiales en su estructura exterior para garantizar la seguridad del personal ante la caída de fragmentos de hormigón debido a la actuación corrosiva diaria del medio marino donde se encuentra.

Características técnicas

En cuanto a las características técnicas de la chimenea a desmontar destaca su altura de 76,5 metros y un espesor en la base de 50 centímetros que se va reduciendo hasta alcanzar 32 centímetros en la cota superior. El exterior está estructurado en hormigón armado, mientras que el interior dispone de un revestimiento de ladrillo refractario. Los operarios de la central de Jinámar accedían en el ejercicio diario de su trabajo a las partes más elevadas de la torre mediante un ascensor exterior a la chimenea que fue desmontada por cuestiones de seguridad en cuanto dejó de estar operativa.

Vista de la central térmica de Jinámar, en la entrada la capital por Telde.
Vista de la central térmica de Jinámar, en la entrada la capital por Telde. C7

La empresa adjudicataria instalará plataformas colgadas y apoyadas en la coronación del fuste de la chimenea. Una vez asegurado el acceso al interior de la construcción se procederá a desprender el ladrillo refractario en dirección descendente y de manera manual.

Queda descartada la demolición por voladura y, en principio, se optará por procedimientos como el corte hilo de diamante o con la intervención de robot demoledor con control remoto. También intervendrán otros elementos de apoyo como las grúas.

Historia de la central

La central de Jinámar ha albergado cinco grupos de vapor (tres de los cuales se utilizaban además para potabilizar agua de mar), tres turbinas de gas y cinco grupos de diésel.

Otra vista, desde el mar, de las instalaciones de la central de Jinámar.
Otra vista, desde el mar, de las instalaciones de la central de Jinámar. C7

El primer grupo se inauguró en 1972 y fue creado para cumplir la doble función de generar energía eléctrica y desalar agua para el suministro de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. El segundo y tercer grupo estaban dedicados exclusivamente a la producción de electricidad y comenzaron a funcionar en 1975 y 1978, respectivamente.

Por su parte, el cuarto y quinto grupo entraron en funcionamiento en 1982 y 1984, respectivamente, cumpliendo también la función doble de producir electricidad y agua desalada.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios