El pabellón de Maspalomas acoge personas sin hogar

San Bartolomé de Tirajana convierte las instalaciones deportivas de San Fernando de Maspalomas en un improvisado centro sociosanitario para atender a los que viven en la calle, suministrándoles abrigo, alimentación y atención sanitaria.

Gabriel Súarez
GABRIEL SÚAREZ

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana ha decidido que habilita el pabellón de deportes de San Fernando con 30 plazas, para acoger a todas las personas sin hogar y que en estos momentos duermen en la calle. La intención es que estas instalaciones funcionen como un centro socio-sanitario durante el período de tiempo que dure esta crisis sanitaria por el coronavirus (Covid-19).

Según explican las autoridades municipales en un comunicado, «sus beneficiarios podrán alojarse, asearse y comer en él».

El municipio sureño cuenta con alta tasa de población sin hogar, mayormente extranjeros e indigentes, que se han desplazados de sus países de origen por diversas razones y viven, algunos, alojados en cuevas situadas entre los barrancos junto a la autopista GC-1, y otros directamente duermen en espacios públicos de la zona turística.

Por otro lado, a través de las áreas de Servicios Sociales, Mayor, Sanidad y Protección Civil, garantizará la alimentación de todas las familias afectadas o con necesidad, agilizando el acceso a los vales de alimentos en las distintas unidades de trabajo social. Además, y en coordinación con las organizaciones no gubernamentales suministrará alimentos básicos a aquellas familias que lo demanden.

Mayores

Asimismo, facilitará la adquisición de alimentos a las personas que, por prescripción médica, se encuentren en sus domicilios como consecuencia del Covid-19 y no tengan red de apoyos. Además, el servicio de ayuda a domicilio se mantiene en funcionamiento. La mayoría de los casos se encuentran activos; 30 han sido suspendidos por petición familiar. Se ha reforzado la atención en horario de tarde a los casos que siguen abiertos, y se realiza un seguimiento diario a usuarios que se mantienen en sus hogares por si fuese necesario prestar ayuda o servicio.

Por otro lado, desde al pasado lunes, siguiendo indicaciones del Instituto de Atención Socio-sanitaria de Gran Canaria, los usuarios de los centros de mayores permanecen en sus hogares; si bien, se ha articulado un protocolo de seguimiento, con el fin de tener conocimiento de la situación en la que se encuentran ellos y sus familiares y, si fuese preciso, prestar ayuda.

Además, el consistorio garantiza la atención del alumnado de comedores escolares con cuota 0, ya que la Consejería de Educación ha puesto en marcha un protocolo de compra y distribución de alimentos que se gestionará directamente con las familias de los menores, bajo la supervisión de la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana.