Un ferry de Fred Olsen en el Puerto de Las Nieves, donde sólo existe un atraque para estas embarcaciones. / Arcadio Suárez

«Serias dudas» de que el uso exclusivo de Las Nieves por Fred Olsen sea legal

La Comisión Europea pide más información a España para evaluar si se trata de una ayuda que vulnera la libre competencia. Naviera Armas denunció en 2013

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

La Comisión Europea ha instado a España a presentar observaciones y facilitar toda la información pertinente para evaluar de nuevo si la utilización exclusiva del Puerto de Las Nieves, en Agaete, para el tráfico marítimo por Fred Olsen desde 1994 constituye una ayuda ilegal de Estado que vulnera la libre competencia, advirtiéndole que toda ayuda concedida ilegalmente podrá ser reclamada al beneficiario, junto con los intereses de recuperación correspondientes.

El procedimiento reabierto por la Comisión considera que las medidas adoptadas por el ente público empresarial Puertos Canarios han permitido a Fred Olsen operar sin competencia la ruta más corta que enlaza Gran Canaria y Tenerife y ser la única beneficiaria de la infraestructura portuaria financiada con fondos públicos «sin tener que competir por ello con otras compañías navieras y sin abonar ninguna contraprestación específica por esta exclusividad de facto».

La conclusión preliminar de la Comisión es que los efectos positivos creados por esas medidas en términos de conectividad regional y desarrollo económico, así como de seguridad de la navegación «podrían haberse alcanzado en mayor medida en ausencia de las medidas o con medios menos falseadores», señala textualmente.

Hasta la fecha, la Comisión «no ha encontrado ningún otro efecto positivo de las medidas ni ningún atenuante que pueda limitar el falseamiento de la competencia», agrega.

Los efectos negativos

En consecuencia, « alberga en esta fase serias dudas de que pueda considerarse que los efectos positivos de las medidas compensan sus efectos negativos sobre la competencia y el comercio» entre los Estados miembros, advierte al respecto.

Instalaciones portuarias de Agaete destinadas al tráfico marítimo entre Gran Canaria y Tenerife. / Cober

El procedimiento reabierto responde a una denuncia presentada ante la Comisión por Naviera Armas en abril de 2013, en la que alegaba que las autoridades españolas habían concedido ayudas estatales ilegales a la empresa Fred Olsen, su competencia directa en el archipiélago, mediante las condiciones de utilización del Puerto de Las Nieves con fines de transporte marítimo comercial.

En diciembre de 2015 la Comisión declaró, al término de un examen previo, que las medidas no constituían ayudas estatales, una decisión que Naviera Armas recurrió al Tribunal General de la Unión Europea, que la anuló parcialmente en 2018. Entonces Fred Olsen recurrió la decisión ante el Tribunal de Justicia de la UE, que en junio de 2019 desestimó su recurso.

Terminal de Naviera Armas y uno de sus ferris en el Puerto de La Luz y de Las Pamas. / Arcadio Suárez

La Comisión Europea tiene dudas, en vista de las conclusiones del Tribunal General de la UE, acerca de si Puertos Canarios cobró a Fred Olsen, por utilizar la infraestructura portuaria financiada con fondos públicos, « una contraprestación suficiente para excluir una ventaja en favor de la empresa».

Acceso no discriminatorio

También las tiene sobre si las autoridades españolas han concedido un acceso abierto y no discriminatorio ya que desde 1994 es la única empresa a la que se ha autorizado a utilizar el Puerto de Las Nieves para prestar servicios de transporte marítimo con transbordadores.

Proyecto de ampliación del Puerto de Las Nieves paralizado por la oposición popular a la obra. / C7

«Las solicitudes de los competidores han sido rechazadas por razones de seguridad, alegándose que el puerto es pequeño y solo cuenta con un atracadero», detalla el procedimiento incoado por la Comisión, que también pregunta a las partes si finalmente se llevó a cabo la ampliación del Puerto de Las Nieves que resultó adjudicada por el Gobierno de Canarias y que se consideraba imprescindible para que pudiese operar más de una naviera de tráfico marítimo comercial en ese muelle.