Un momento de la reunión en la Delegación del Gobierno de España en Canarias. / C7

La Delegación del Gobierno atiende la petición de refuerzos del sur por la reyerta

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Las Palmas de Gran Canaria

La Delegación del Gobierno en Canarias, que este miércoles recibió a la alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana, Conchi Narváez, atenderá su petición de refuerzos policiales para evitar que vuelvan a producirse reyertas como la del pasado fin de semana en la Plaza de Maspalomas, que se saldó con dos heridos por el uso de arma blanca y botellas rotas.

Narváez y el consejero de Turismo del Cabildo, Carlos Álamo, se reunieron con el delegado del Gobierno, Anselmo Pestana, el comisario jefe provincial accidental de Las Palmas, Francisco Javier Berzal, la subdelegada de Gobierno, Teresa Mayans, y el inspector jefe de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana de Maspalomas, Moisés González.

«Les hemos solicitado mayor refuerzo y presencia en determinados espacios y determinados días, sobre todo allí donde se produce mayor aglomeración de personas», recordó Narváez, que hizo hincapié en que tanto ella como el delegado coinciden en apreciar «que lo que sucedió es muy concreto, muy puntual» y que San Bartolomé de Tirajana, y el destino turístico, Maspalomas Costa Canaria, siguen siendo muy seguros». En esa misma línea se pronunció Álamo. «Lo que pasó este fin de semana es un hecho aislado. No podemos permitir que se distorsione la imagen de un destino turístico seguro como es Gran Canaria». Dijo que las tres administraciones acordaron esforzarse «para ponerle freno a este tipo de conatos».