Cuenta atrás para que las Montañas Sagradas sean universales

La declaración de Risco Caído como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco está prevista para mañana domingo, entre las 09.00 y las 13.00 horas de Azerbaiyán. Es una de las 19 candidaturas, de 45 nominaciones, que el panel de expertos recomienda incluir en la lista. La delegación canaria desplazada a Bakú es optimista.

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA

La declaración de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria como Patrimonio de la Humanidad llega a su examen final en las próximas horas en Bakú (Azerbaiyán), donde se celebra la 43ª Convención del Patrimonio Mundial de la Unesco que revisa el estado de esa lista y aprueba las incorporaciones.

La candidatura del Cabildo figura entre las 19 de las 45 nominadas en los cinco continentes que el consejo internacional de expertos que eleva a la Unesco las propuestas de protección, el Icomos, recomienda aprobar. Es la única de España que superó todos los filtros previos y se convertiría en el primer Patrimonio de la Humanidad de Gran Canaria y de la provincia de Las Palmas y el quinto de Canarias.

El informe de Icomos destaca la integridad y autenticidad de la propuesta que ocupa el lugar 31 de las 38 deliberaciones previstas hasta el domingo (7 nominaciones se han tachado de la lista), estimándose que la declaración se produzca mañana domingo entre las 09.00 y las 13.00 horas de Bakú, tres horas antes en Canarias. Para arropar la candidatura, se ha desplazado una delegación del Cabildo acompañada por representantes del Gobierno de Canarias y del Ministerio de Cultura y Deportes.

Antes de la propuesta grancanario está previsto que se debaten, entre otras, las de Francia (Tierras y Mares Australes), Irán (Bosques de Hircania), Australia (Budj Bim) o Burkina Fasso (Antiguas Minas de Metalurgia Ferrosa).

Icomos recomienda que el paisaje que se extiende por casi 18.000 hectáreas de Tejeda, Artenara, Gáldar y Agaete se inscriba en la lista universal como «un testimonio único y excepcional de una extinta cultura insular» de una población original del Magreb bereber que evolucionó de forma aislada durante más de 1.500 años. Según su informe, el uso tradicional de este territorio por los antiguos canarios «es altamente adaptativo y original», propio de una cultura de la que todavía se conservan algunas prácticas, como la trashumancia, el cultivo agrícola en terrazas o la cultura del aprovechamiento del agua.

Los límites geográficos establecidos por la Caldera de Tejeda atesoran vestigios de esa cultura prehispánica y agropastoril, la más occidental y la única insular del mundo Amazigh, que han sobrevivido en el tiempo y en el espacio tras ocupar las cumbres desde el principio de nuestra era hasta el final de la Conquista, en 1484.

Superficie. La superficie del bien propuesto es de 9.425 hectáreas, que sumadas a las 8.557 de la zona de amortiguamiento hacen un total de 17.982 hectáreas repartidas entre Tejeda, Artenara, Gáldar y Agaete. El territorio incluye el yacimiento arqueológico de Risco Caído, la sierra del Bentayga, el santuario Roque Chapín, el Roque Nublo y los poblados trogloditas de Acusa y de Barranco Hondo, entre otros decorados del paisaje cultural.