Contra la imagen distorsionada de la mujer rural

La segunda edición del Foro interdisciplinar por la igualdad de las mujeres del ámbito rural de las Islas Canarias, Surca Villa de Moya, se desarrollará en el municipio norteño entre el 13 y 18 de noviembre. En esos días talleres, charlas y exposiciones ahondarán de manera interdisciplinar en el rol de la mujer rural.

Patricia Vidanes Sánchez
PATRICIA VIDANES SÁNCHEZ

Surca es un encuentro de expertos, de juristas, sanitarios, trabajadores sociales, educadores, mujeres, hombres, trabajadores todos por la igualdad de género.... En esta segunda edición, además, será presentado el proyecto piloto EducoSurca, en el que por el momento están saliendo algunas conclusiones impactantes. Así, tal y como explicó ayer en rueda de prensa el alcalde de Moya, Poli Suárez, «se está preguntando a los niños de la Villa cómo ven a la mujer rural, cómo la definen; y un amplio porcentaje de los niños la ven como una esclava». A partir de las encuestas que se están llevando a cabo en los centros de Primaria, con unos 500 niños, se desarrollará en un futuro una segunda parte del proyecto EducoSurca, diseñando acciones con el profesorado, con los padres y madres, para corregir «la percepción errónea», distorsionada, que «tenemos», dijo el alcalde, sobre las mujeres rurales.

Y es que las mujeres que viven en áreas rurales no son solo las que trabajan las tierras, recordó ayer Poli Suárez, son también «emprendedoras, empresarias, cuidadoras, las que cuidan la casa y trabajan fuera, las que compaginan tareas y estudios». Para apoyar el cambio social que la mujer del campo reclama este año Surca cuenta con el apoyo directo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC). Su rector, Rafael Robaina, aseguró ayer que «apoyamos todos los eventos que nos lleguen desde el entorno social e inmediato, porque consideramos que la Universidad, en su responsabilidad y dimensión social debe de estar al lado de este tipo de proyectos, que nos hace más útiles todavía». En esta línea, la ULPGC diseñará conjuntamente con ayuntamiento como el de Moya «programas que sean útiles, ayudar a que profesionales o profesores puedan vincularse a este tipo de iniciativas o fomentar que el alumnado realice sus trabajos de fin de título sobre el medio rural».

Mientras, desde el consistorio moyense «tratamos de dar visibilidad a la mujer del mundo rural, caminar hacia la igualdad y dar a conocer la realidad», dijo Suárez.