Un lagarto gigante de Gran Canaria regurgitado por una serpiente real de California. / C7

La captura de serpientes en lo que va de 2021 iguala el anterior récord anual

El dispositivo de control de la culebra real sumaba ya 1.990 ejemplares a las 20.30 horas de ayer, 428 más que al acabar el mes de junio del año pasado

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

El dispositivo de control de la población de serpiente real de California en Gran Canaria batió ayer el anterior récord anual de captura de ejemplares de esta especie invasora.

Frente a las 1.990 culebras capturadas al terminar 2020, cuando se pulverizó el anterior récord anual, que databa de 2018 y era de 1.092 ejemplares retirados del medio natural, hasta la jornada de ayer sábado 12 de junio a las 20.30 horas y en lo que va de 2021 se habían cogido también 1.990 serpientes.

El incremento en las capturas, que se ha producido en los cuatro núcleos principales de población, supera ya en 428 ejemplares el logrado en 2020 al acabar este mes de junio, cuando se habían cogido 1.562.

El récord anual de capturas se consigue cuando el grueso del dispositivo de Gesplan para el control de la serpiente real de California ( Lampropeltis californiae) aún tiene por delante un mes de trabajo, hasta mediados de julio.

El dispositivo, que trabaja en horario diurno, este año y como novedad opera al completo los fines de semana. Está compuesto por 39 personas, 32 de ellas contratadas como refuerzo durante los cuatro meses de máxima actividad de las serpientes fuera de sus nidos, a partir de mediados de marzo.

En general las culebras capturadas en los nuevos núcleos de población, que son Montaña La Data, en San Bartolomé de Tirajana, y el tramo del barranco Guiniguada en Las Palmas de Gran Canaria, son de mayores dimensiones que en los núcleos más antiguos, es decir, Telde-Valsequillo y Gáldar.

Tras un invierno frío y marcado, la actividad terrestre de las culebras está siendo este año muy elevada, facilitando su captura tanto por el dispositivo como por ciudadanos.

La serpiente real no es venenosa ni ataca a las personas, carece de depredadores en la isla e incluye en su dieta a varias especies autóctonas de lagartos, entre ellas el lagarto gigante de Gran Canaria ( Gallotia stehlini).