Autoridades locales, insulares y religiosas, en la iglesia. / Arcadio suárez

El Cabildo recupera los frescos de la nave central del santuario de Santiago

El proyecto de restauración de los frescos de las bóvedas de la iglesia de Santiago de Gáldar entra en una nueva fase con la culminación de los trabajos en la nave central

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, el obispo de la Diócesis Canariense, José Mazuelos, el alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, y el director insular de Patrimonio, Sebastián López, entre otros, visitaron este viernes las obras de restauración que se ejecutan en la iglesia de Gáldar, ahora santuario oficialmente.

Hace más de dos años que se comenzó con el proyecto de rehabilitación y restauración del templo, cuyas bóvedas presentaban un notable deterioro producto de las filtraciones de agua.

Por eso, antes de restaurar las pinturas artísticas que datan de finales del siglo XIX, lo primero que se acometió, previa evaluación elaborada por el equipo de restauradores formado por Inmaculada Álvarez y Carlos Valero y los arquitectos Ramón Chesa y Javier Mena, fue impermeabilizar la cubierta de la iglesia. Seguidamente, se procedió a la rehabilitación y restauración de las pinturas artísticas de la bóveda de la nave central.

El proyecto global, que financia el Cabildo de Gran Canaria y que ejecuta la Diócesis de Canarias, asciende a casi un millón de euros.

Los trabajos que ayer se presentaron han supuesto una inversión de 300.000 euros.

En la siguiente fase se acometerá la restauración de la cúpula, situada en el altar mayor. En principio, la recuperación de este espacio no impedirá que se sigan llevando a cabo con normalidad los diferentes actos religiosos.

Detalle de la bóveda restaurada, y vista de la cúpula. / Arcadio Suárez

Como apuntó en el transcurso de la visita al templo el presidente insular, Antonio Morales, el Cabildo va a continuar recuperando el patrimonio religioso de Gran Canaria.

Para la próxima fase de las cinco contempladas en la recuperación de los frescos de la iglesia de Gáldar ya hay consignada una partida de 245.000 euros, a lo que se sumarán otros 50.000 euros, «porque vamos a actuar en la cúpula, para también atajar los problemas con las humedades».

Rehabilitar una joya arquitectónica como la iglesia de Santiago de Gáldar, aún siendo propiedad de la Diócesis de Canarias, «entendemos que es una obligación», dijo Morales.

Se trata de «aunar esfuerzos» para atajar el deterioro hacia el que se encaminaba el edificio religioso que forma parte del bagaje cultural de la isla.

Colaboración para recuperar el patrimonio de la isla

En esta misma línea se pronunció el alcalde de Gáldar y consejero insular de Presidencia, Teodoro Sosa, que defendió que las instituciones públicas ayuden en la conservación del patrimonio, en este caso religioso.

A su vez, el obispo de la Diócesis de Canarias, José Mazuelos, agradeció la colaboración de las administraciones insular y local en la recuperación «de esta joya arquitectónica».

Y más ahora que al convertirse en santuario «pasa a ser de toda la Diócesis», no solo de Gáldar. Además de su valor cultural y religioso, Mazuelos destacó que al convertirse en santuario, y teniendo en cuenta la importancia del camino de Santiago galdense, «tener un santuario acogedor cuando llegan los peregrinos» es crucial.