Borrar
Derribo del edifico del Mesón Viuda de Franco, en 2010. Europa press
Un Burger King ocupará el solar del histórico restaurante Viuda de Franco

Un Burger King ocupará el solar del histórico restaurante Viuda de Franco

Un tótem de 19 metros de altura se convertirá en nuevo hito de la rotonda de entrada a Playa del Inglés. La inversión asciende a 1,1 millones

Gaumet Florido

San Bartolomé

Viernes, 30 de abril 2021, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los tiempos cambian. El solar que durante décadas fue el emplazamiento de una referencia gastronómica emblemática del sur y de Gran Canaria, el Mesón Viuda de Franco, pasará a estar ocupado en poco tiempo por un Burger King, un establecimiento de comida rápida de implantación mundial. La Concejalía de Urbanismo, que coordina el edil Alejandro Marichal, lleva hoy a la sesión de la Junta de Gobierno Local el expediente para la aprobación de la licencia de obras. Será una de las 35 que Urbanismo presenta hoy para que la junta les dé su visto bueno.

El promotor invertirá 1.133.548 euros para levantar su nuevo restaurante sobre la parcela de 1.636,90 metros cuadrados que da a la rotonda que comunica la zona turística de Playa del Inglés con la residencial de San Fernando y que lleva precisamente el mismo nombre que aquel mesón, Viuda de Franco, nominación que fue aprobada por el Ayuntamiento en 1989, como apunta Pedro Franco, investigador y conocedor de la historia local.

Aquel mesón fue inaugurado el 29 de mayo de 1973, según señala también Franco en una entrada en su blog elmianodemaspalomas@yahoo.es, y fue regentado por Carmita Afonso, viuda desde muy joven de Antonio Franco y madre de 13 hijos. Por aquel local, un punto estratégico en el sur, pasaron desde Pilar Franco, hermana del dictador, a Julio Iglesias Santiago Carrillo; Willy Brandt, Adolfo Suárez e infinidad de artistas y políticos de relieve local, nacional e internacional, añade Pedro Franco.

Pero hace muchos años que no queda rastro ni del edificio. El solar lleva vacío desde 2010, cuando el Ayuntamiento autorizó su demolición para construir un centro comercial que no fraguó. Ahora en su lugar se construirá un edificio de 1.940 metros cuadrados de dos plantas, una sobre rasante de 332,80 metros que se destinará a restaurante y otra bajo rasante, de 1.551,20 metros, que se usará como aparcamiento con capacidad para 44 plazas, entre ellas cuatro para personas con movilidad reducida y una para recarga eléctrica. Un tótem de 19 metros de altura se convertirá en un nuevo hito arquitectónico y publicitario de este enclave urbano.

El edificio, concebido como modular, dispondrá de una estructura ligera. La planta sobre rasante contará con una zona de público con salas, sala infantil de juegos, cocina, almacén, aseos públicos y para el personal y cuarto de servicio. Tendrá una terraza exterior con capacidad para 114 usuarios. El complejo contará con un carril propio para recogida de pedidos desde el mismo vehículo y con una misma rampa para entrada y salida de vehículos del subterráneo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios