Samuel Henríquez, Inés Rodríguez y Alberto Riera, sobre la parcela del Tobo Playa. / JUAN CARLOS ALONSO

San Bartolomé toma posesión, esta vez sí, del Tobo Playa

El Ayuntamiento formalizó este martes el acta de ocupación de la parcela al corregir un error en la superficie. La intención es convertirla en mirador

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana tomó posesión este martes de la parcela donde quedan los restos de lo que fue el Tobo Playa, en Playa del Inglés, después del intento fallido de noviembre de 2020. Una discordancia existente entre los metros del solar que se expropió, que eran 4.505, y los de su superficie real, que es de 3.847 metros, impidieron formalizar la ocupación hace dos años.

La edil de Patrimonio y Turismo, Inés Rodríguez, y el de Cuidado del Litoral, Samuel Henríquez, estuvieron presentes en el acto, al que también acudió Alberto Riera, administrador único de Katanga Inversiones, la última titular de estos terrenos. La reunión se celebró en un ambiente de cordialidad en el que Riera mostró toda su colaboración de cara a cerrar este expediente.

Retranqueo del solar por un muro

El motivo de la discordancia de metros que ha ralentizado todavía más el desbloqueo de este suelo tiene que ver con la decisión del Ayuntamiento, hace unos años y sin permiso de la propiedad, de ocupar parte de la parcela para reforzar el talud. Retranqueó el solar y levantó un muro. En aquella acción se perdieron los 658 metros de diferencia que hay que entre los que figuraban en el expediente de expropiación y los que existen físicamente.

Rodríguez, que asumió el área de Patrimonio tras los cambios motivados a raíz de la salida de CC del gobierno local, explicó ayer que en cuanto cogió las riendas de esta concejalía, el Tobo Playa fue una de sus prioridades. «Encargamos un peritaje con un levantamiento topográfico y hemos resuelto el expediente», apuntaba con satisfacción.

Vista parcial de lo que queda del tobogán que daba nombre al establecimiento. Está abandonado desde hace 25 años. / Juan carlos alonso

«Soy también la responsable de Turismo y era una necesidad buscar una solución a una parcela que llevaba 20 años en un estado de abandono lamentable justo en una de las zonas más emblemáticas de Playa del Inglés, con las mejores vistas al mar», afirmó la concejal.

Avanzó que, dado este paso, solo quedan resolver algunos flecos menores para inscribir la parcela a nombre del Ayuntamiento en el Registro de la Propiedad. A partir de ahí la institución podrá disponer del suelo y darle un uso.

La propuesta que está encima de la mesa y que ya cuenta incluso con proyecto será ejecutada por el Consorcio Turístico de Maspalomas y exigirá una inversión de 462.000 euros. La idea pasa por reforzar el talud, ajardinarlo y convertirlo en mirador, según explicó Samuel Henríquez, que también ha puesto especial empeño en la necesidad de recuperar este espacio.

Intercambio de papeles en pleno paseo marítimo. / Juan carlos alonso

Katanga Inversiones compró estos terrenos en 2011 para hacer un centro comercial bajo la cota del paseo. Entre sus locales iba a estar Mercadona. Se firmó un convenio urbanístico con el Ayuntamiento, pero nunca se desarrolló, lo que llevó a la empresa a afrontar un largo proceso judicial que acabó ganando y que ha supuesto el pago de una expropiación de 3,7 millones de euros más otro millón más en concepto de intereses.