Foto de las hamacas a las que se les ha sustituido las lonas. / C7

San Bartolomé licitará un nuevo servicio de hamacas por 11,1 millones para cuatro años

La prestación se ampliará a dos playas más, sumará otros 16 trabajadores a los 41 actuales y contará con nuevas y más tumbonas y sombrillas

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO San Bartolomé de Tirajana

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana ya tiene listos y en Contratación los pliegos del que será el nuevo contrato para el servicio de hamacas y sombrillas del municipio, que estará valorado en 11,1 millones de euros (11.108.472) para cuatro años. En todo caso, la licitación saldrá por dos años y un presupuesto de 5,5 millones (5.554.236), 2,7 por anualidad (2.777.118 euros). El contrato podrá elevarse hasta hasta los 11,1 millones si se cumplen los dos años de prórroga que están contemplados en los pliegos.

La prestación del servicio, como ha anunciado varias veces el edil de Cuidado del Litoral, Samuel Henríquez, se extenderá por dos playas más. A las de Playa del Inglés, Maspalomas, Meloneras y El Cochino se le sumarán otras dos ubicadas también en la llamada Bahía del Inglés. Además, esta ampliación llevará aparejada la incorporación de más trabajadores. De los 41 hamaqueros actualmente operativos y que serán subrogados por la nueva empresa adjudicataria, la plantilla pasará a contar con 57 trabajadores, 16 más. En concreto, el servicio deberá contar con 44 hamaqueros, 9 encargados y 4 empleados para la limpieza.

DATOS DEL CONTRATO

  • 11,1 millones Este es el valor del contrato por cuatro años. El coste anual asciende a 2,7 millones.

  • 57 trabajadores Contará con 16 empleados más. Serán 44 hamaqueros, 9 encargados y 4 trabajadores de limpieza.

  • 5 810 hamacas. Este es el número de tumbonas permitidas por Costas y 2.880 sombrillas. El servicio deberá cubrirlas.

El nuevo contrato vendrá también a solventar otra carencia de esta prestación en la actualidad, que es el déficit de material y su deterioro. No en vano, para el restablecimiento del servicio, en marcha desde hace poco más de un mes tras dos años inactivo, el Ayuntamiento invirtió 90.000 euros en la limpieza y arreglo de 1.450 tumbonas y 700 sombrillas. Este encargo conllevó la sustitución de las lonas en 500 hamacas, que ya han sido colocadas días atrás en las playas. Se las distingue porque tienen un color marrón. El actual es naranja.

Lo cierto es que la adjudicación del nuevo contrato traerá consigo la renovación progresiva del material, con la obligación de reponer cada año 470 hamacas y 200 sombrillas, y la dotación de todas las hamacas y sombrillas necesarias para cubrir la superficie autorizada por Costas para explotar este servicio de temporada. A los 18 sectores para los que ya tenía permiso (uno en El Cochino, 12 en Playa del Inglés, 7 en Maspalomas y otro en Meloneras), se le sumarán otros tres. Según los pliegos, San Bartolomé de Tirajana tiene autorizadas 5.810 hamacas, pero solo dispone en el inventario actual de 3.994, por lo que le queda un déficit por cubrir de 1.816, que deberá aportar el nuevo adjudicatario. Con las sombrillas sucede otro tanto. Cuenta con permiso para desplegar 2.880, pero ahora cuenta con 2.100, por lo que faltarían otras 780.

El nuevo contrato implicará también la adquisición para el servicio de tres vehículos, la apertura de un centro de trabajo y la dotación de arcones para cada uno de los sectores. También deberá contratar un seguro de responsabilidad civil de hasta 650.000 euros y encargarse del mantenimiento del material. La entrada de la nueva adjudicataria, al menos en principio, no conllevará la subida del precio del servicio cara al usuario.

«Estos pliegos mejoran considerablemente las prestaciones que se dan en nuestras playas, aumentando el número de efectivos, garantizando la estabilidad de los trabajadores que ya existen y mejorando los servicios con nuevos vehículos y el servicio de mantenimiento, que tendrá que llevarlo a cabo la empresa concesionaria», apunta Henríquez, quien añade que el gobierno local trabaja para dotar al servicio de «nuevos modelos de hamacas y sombrillas, más modernos y atractivos para el turista».

«En un mes, y pese a la covid, se recaudaron 80.000 euros»

El edil Henríquez informa de que un mes después de la vuelta de las hamacas a las playas, la recaudación se aproxima a los 90.000 euros (79.461). «Esto nos da la razón a los que apostábamos por la importancia de que este sea un servicio que esté en manos del Ayuntamiento, es decir, que los ingresos diarios vayan a las arcas municipales». Subraya que a pesar de la pandemia y que todavía no están operativos todos los servicios que están autorizados por Costas, «los datos son excepcionales». Recuerda el concejal que por imperativo de las normas anticovid, la distancia entre las tumbonas es mayor y ahora caben menos en cada sector.