Foto de archivo de un pleno de Ingenio. / C7

La Audiencia revoca un fallo anterior y obliga a Ingenio a pagar las deudas que tenía Isoges

La Sección Quinta estima el recurso de apelación que interpuso la administración concursal de la que fuera empresa pública municipal

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Ingenio

La Audiencia Provincial de Las Palmas ha revocado la sentencia que dictó el Juzgado de Primera Instancia número 5 de Telde y condena al Ayuntamiento de Ingenio al pago de las deudas a todos los acreedores de la que fuera empresa municipal Isoges.

Fuentes vinculadas con la corporación local estiman que la cuantía de esta liquidación puede rondar los dos millones de euros, pero desde el actual grupo de gobierno, su edil de Hacienda, Víctor Vega, aclara que esa cantidad está todavía por definirse y no se arriesga a dar ninguna cifra. «Está calculándose», indicó.

En una sentencia fallada el pasado 16 de septiembre, la Sala, presidida por el magistrado Carlos Augusto García van Isschot, estimó el recurso de apelación que contra aquella primera resolución judicial interpuso la administración concursal de Ingenio Sociedad de Gestión SL, que es el nombre completo de la conocida como Isoges.

Isoges se declaró en concursal en 2014

Esta compañía, de capital público municipal, asumía la ejecución de obras por parte del Ayuntamiento y también la prestación de algunos servicios públicos como la gestión de la residencia de mayores.

Sin embargo, en cumplimiento de las estrictas leyes de control del gasto público aprobadas por el Gobierno central de Mariano Rajoy (PP) tras la crisis económica de 2008, se declaró en concurso voluntario en el mandato 2011-2015 después de cerrar dos años con déficit.

El anuncio de la resolución judicial del inicio de la administración concursal apareció publicado en el Boletín Oficial del Estado pasado el verano de 2014, poco después de que el PP saliera del gobierno y el entonces alcalde, Juan José Gil, se quedara gobernando con varios ediles no adscritos y Agrupa Sureste.

El magistrado ponente de esta sentencia, Miguel Palomino Cerro, justifica la estimación del recurso de la concursal de Isoges al aplicar la pretensión subsidiaria de declaración de responsabilidad directa del Ayuntamiento en virtud de lo previsto en el artículo 33 de los propios estatutos de Isoges SL.

Según reza ese artículo, «al disolver la sociedad, el Ayuntamiento le sucederá universalmente y a él revertirá toda dotación con los instrumentos y aportaciones que constaten en el activo de la sociedad disuelta, una vez atendidas las obligaciones contraídas con los acreedores».

'Cosa ya juzgada'

Apunta el magistrado que en el momento de redactar este fallo ya existían varias resoluciones dictadas en sede jurisdiccional social y civil que ya habían interpretado el alcance de este precepto y que todas habían coincidido en que era el Ayuntamiento el que debía asumir las deudas.

Dado, por tanto, de que ya se trata de una cosa juzgada, la Sala, «en acatamiento de los principios de legalidad y seguridad jurídica», sigue ese mismo sentido interpretativo marcado ya por los otros tribunales.