Borrar
Este jueves se decide el futuro del club capitalino. COBER

Triunfa la censura en el CN Metropole

En cuanto a la derrama, el resultado fue 367 votos a favor y 285 en contra.

canarias7

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 10 de noviembre 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

A los veteranos del Club Natación Metropole les costaba recordar una asamblea con tanta asistencia como la de este jueves. Pero es que estaba en juego el futuro de la entidad.

En la asamblea extraordinaria sobresalían dos deliberaciones: la moción de censura contra la Junta Directiva que preside Alberto Santana y la propuesta de capitalización para paliar el persistente déficit que desde hace años ensombrece al club, solicitándose al efecto una derrama de 22 euros al mes durante 18 mensualidades.

Al final triunfó la censura: el resultado fue 367 votos a favor y 285 en contra.

Es importante recordar que la entidad fue declarada en concurso de acreedores por resolución judicial, debido a su situación económica, declarada de «insolvencia».

La asamblea llegó precedida de una dramática carta remitida a los socios por el presidente del CN Metropole, que escribió: «El pacto con los acreedores ha de presentarse y formalizarse bajo escrupuloso respeto a los improrrogables plazos que al objeto prevé la normativa. De no ser atendidos, late en el sustrato la ineludible liquidación, la venta del Club. Si se quiere su continuidad, que siga siendo cónclave de generaciones venideras, la entidad nos demanda ese moderado sacrificio contributivo que comporta la derrama».

Por su parte, los promotores de la moción de censura esgrimieron, entre otros argumentos, los siguientes: «La evidente falta de confianza de parte importante de las socias y socios, tras no haberse aprobado en dos ocasiones el plan de viabilidad propuesto por esta Junta Directiva y siendo por tanto rechazado por una amplia mayoría de la masa social presente en la asamblea». Asimismo, destacaron el inicio de un ERE a los trabajadores del club «sin informar a los socios»; «el incumplimiento de los Estatutos al no convocar Junta General Ordinaria en el primer trimestre del año» y «no facilitar información requerida por los socios en su derecho tras solicitárselas reiteradamente vía burofax». Asímismo, se echaba en carga a la directiva «la realización de gastos extraordinarios sin tener presupuesto aprobado ni en el 2021 ni en el 2022 lo cual obliga a limitarse a los gastos ordinarios. Por todo ello, se entendía que la mejor opción era «la dimisión del presidente y su junta» para que se crease «una junta gestora temporal basada en la pluralidad».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios