Recreación de cómo quedará el interior de la urbanización. / C7

El ARRU dotará de ascensor a los 6 bloques de 66 casas del residencial El Pajar

La alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana y el edil de Vivienda presentan el proyecto a los vecinos. Prevé una inversión de 990.000 euros y se licitará en este semestre

CANARIAS7 S

La alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana, Conchi Narváez, y el concejal de Vivienda, Antonio Pérez, expusieron este viernes a los vecinos de las viviendas de El Pajar que están incluidas en el Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) las líneas generales del proyecto de obra con el que se arreglarán las zonas comunes de sus casas. Entre otras mejoras, les dotará de ascensor. Narváez y Pérez les pidieron que hicieran sus aportaciones para así cerrar la redacción de la propuesta técnica y comenzar la licitación. Las obras, que tendrán un coste de 990.000 euros y que serán cofinanciadas por cuatro administraciones, se ejecutarán en las 66 viviendas de los 6 bloques del complejo residencial El Pajar. Junto a los representantes de la asociación de vecinos, estuvo el técnico de Gesvisur, Jorge Manzano, que detalló los procesos de obra necesarios para la puesta en marcha del proyecto.

Estos bloques, cada uno de los cuales alberga 11 viviendas, arrastran deficiencias que han degradado su funcionalidad, seguridad y habitabilidad. Construidos hace 34 años, están deteriorados por el ambiente marino y por las propias características de la edificación. Presentan problemas estructurales con afección en las armaduras y corrosión en distintos pilares y vigas.

Pérez advierte también de la existencia de problemas de accesibilidad, de ahí que el proyecto contemple, entre otras medidas, la ampliación del hueco de las escaleras con el fin de instalar ascensores especiales, adaptados a las personas de movilidad reducida. No en vano, ha sido una de las peticiones más demandadas por los propios vecinos.

Momentos de la reunión con los vecinos y vista cenital de cómo quedará la urbanización tras la rehabilitación. / C7

Este ARRU se financia en virtud de un convenio multilateral donde participan el Ejecutivo central, el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento, a los que se suma una mínima aportación por parte de los residentes. La actuación se licitará durante el primer semestre del 2022 con la idea de que empiece a ejecutarse a partir de septiembre. Tiene un plazo previsto de 18 meses.

Se intervendrá en las estructuras, cubiertas, fachadas y medianerías de los edificios, además de en las infraestructuras para el abastecimiento de agua y electricidad, evacuación de saneamiento y pluviales, telecomunicaciones o protección contra incendios.