Aquamarina, con restaurante, terrazas y baños para la playa

El Ayuntamiento de Mogán tramita ante la Demarcación de Costas la solicitud de concesión para la ocupación del dominio público marítimo terrestre en la playa de Aquamarina, Patalavaca, para permitir la instalación de un módulo de restauración con terraza y acometer las mejoras para hacer de esta playa un espacio de ocio adecuado a las necesidades.

GABRIEL SÚAREZ | GABRIEL SUÁREZ / MOGÁN

En el marco del proceso de renovación y dinamización del litoral, el Ayuntamiento de Mogán ha iniciado los trámites ante la Demarcación de Costas en Canarias para lograr la concesión administrativa de la playa de Aquamarina por 15 años, con objeto de renovarla e instalar servicios, ya que actualmente, como la mayor parte de las playas y paseos del litoral moganero, están totalmente obsoletos y los servicios ofrecidos a los usuarios son inexistentes.

También sobre este mismo espacio ha solicitado autorización a Costas la entidad Los Jardines de Aquamar S.L. cuyo proyecto básico de concesión se encuentra en información pública.

En cuanto al proyecto del Ayuntamiento, que aprobó el pleno con apoyo de Ciuca y PSOE y rechazo de PP y NC, propone instalar un módulo de restauración, para comidas y bebidas, con tres terraza, y a realización de las obras de mejoras para hacer de esta playa un espacio de ocio acorde con las necesidades de los usuarios.

La superficie total de ocupación es de 260 metros cuadrados, que se desglosa en un módulo de restauración de 45 metros cuadrados, una zona de terraza con pérgolas bioclimáticas o lonas de 73 metros cuadrados; una zona de terraza con pérgolas bioclimáticas ó lonas de 62 metros cuadrados; una zona de terraza abierta de 50 metros cuadrados, y una área de servicio de 30 metros cuadrados.

En cuanto al módulo de restauración, se trata de un módulo prefabricado de aluminio y revestido de panel fenólico, de fácil instalación y desmontaje que incluye cocina de 11 metros cuadrados, bar de 13,30 metros cuadrados, dos baños de 3,90 y 1,70 metros cuadrados, una zona de almacenamiento de 3,50 metros cuadrados, cuarto de residuos y cuarto de instalaciones.

Por la normativa aplicable no será necesario someter este proyecto a una evaluación de impacto ambiental, ni ordinaria ni simplificada, y como no afecta a ningún espacio Red Natura 2000 no es necesario ningún estudio de impacto ambiental.

El presupuesto de la actuación municipal se cifra en 149,053,15 euros, mientras que el estudio económico prevé ingresos de 328.500 euros y la creación de seis puestos de trabajo.

Deterioro actual

Según señala el Ayuntamiento en su proyecto básico, esta Playa se crea en los años ´70 durante la urbanización de la zona para la realización de varios hoteles (Aquamarina, Montemarina y La Canaria), los cuales, actualmente se han desentendido de este espacio, puesto que la inversión en las mejoras y mantenimiento han sido nulas, siendo la administración local y los servicios de temporada quienes han sufragado los gastos de mantenimiento de la zona del paseo, el espigón y la Playa.

Actualmente su estado de conservación es pésimo, puesto que no se ha realizado ningún tipo de inversión en dicha playa durante más de una década.

El estado del pavimento del espigón es intransitable, ya que la erosión sufrida con el paso del tiempo, ha provocado su desgaste, dejando al aire las piedras que conforman el

hormigón vertido en su momento, de modo que al transitar por esa zona, las piedras se clavan en las suelas provocando la incomodidad al caminar y múltiples caídas de los

usuarios, además del total abandono de los parterres existentes en dicho espigón y zona de embarcadero.

La zona de playa se encuentra totalmente abandonada, puesto que tras la transformación sufrida en los años `80 al crear una zona de solarium mediante la instalación de rocallas, la playa ha perdido superficie de arena, además del estado de abandono que sufren los muros y parterres perimetrales que delimitan la zona de baño.

El paseo peatonal que discurre anexo a esta playa, se encuentra totalmente descuidado, solo se pueden encontrar parcheados en el pavimento y los correspondientes baches que provocan las continuas quejas y caídas de los usuarios.

Respecto a las instalaciones, gran parte del alumbrado público no funciona, estas farolas se encuentran en mal estado de conservación o completamente deterioradas.

Esta playa actualmente solo cuenta con los servicios de temporada para hamacas y sombrillas, careciendo de Baños Públicos y zona de Restauración para la expedición de comidas y bebidas para los usuarios de la Playa.