Sergio Vega, presidente local del PP, al acabar el pleno. / C7

El PP no apoya el presupuesto para 2023 y rompe el pacto en Santa Lucía

El gobierno local salva las cuentas porque uno de los dos ediles del PP, Sergio Vega, sí las apoyó. El alcalde esperará a hablar con su todavía socio para luego actuar

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Santa Lucía de Tirajana

El PP escenificó este jueves la ruptura del pacto con NC y Fortaleza en Santa Lucía de Tirajana. Lo hizo aprovechando la votación en pleno del presupuesto municipal para 2023, de 67,8 millones de euros. Uno de sus dos ediles y portavoz, Marcos Rufo, siguiendo las pautas que le marcó la dirección insular del partido, se saltó la disciplina de voto del gobierno y no apoyó las cuentas. Sin embargo, salieron adelante por otra ruptura, la del propio PP. El otro concejal de esta formación , Sergio Vega, presidente además del PP en Santa Lucía, sí votó a favor.

Rufo justificó su rechazo porque, según afirmó, no podía apoyar unas cuentas donde apenas se contemplan 100.000 euros en el capítulo de inversiones «para comprar sillas y ordenadores» cuando el PP aspiraba a que se usasen para obras de mejora en los barrios.

Tildó esa decisión de «unilateral», como la que se adoptó también para participar con 100.000 euros en la financiación del Congreso de Funcionarios Habilitados Nacionales en el sur, «por el que nos hemos convertido en el hazmerreír de España».

Acto seguido, abandonó la sesión y desde el PP, de forma casi simultánea, se remitió un comunicado en el que se cargaba las tintas en ese polémico evento, que Rufo califica de Congreso del Lujo «después de que hayan trascendido los gastos en champán francés, billetes de avión en primera clase, fiestas de disfraces y conciertos privados».

Cofinanciado por San Bartolomé de Tirajana y con un coste de 500.000 euros, ha desatado una fuerte controversia por su elevado coste y por sus gastos no formativos.

El alcalde pedirá explicaciones al PP

Este desmarque del PP rompe de facto la alianza de gobierno en el municipio, aunque el alcalde Francisco García optó por la prudencia y dijo que no dará nada por hecho ni adoptará ninguna decisión hasta poder hablar con los dirigentes insulares de su todavía socio en el ejecutivo para que le explique lo sucedido.

Según aseguró, aunque el día anterior Rufo le había avanzado que votaría en contra, no le detalló por qué. «En las diferentes reuniones para elaborar este presupuesto no mostró ninguna disconformidad; mi sorpresa es que ahora usa una partida para su desacuerdo, creo que es solo una disculpa». Sí reconoció que desde hace varios meses había oído rumores de «una estrategia del PP de no acabar el mandato».

Sergio Vega no entregará el acta

La hipotética ruptura con el PP no dejará al gobierno en minoría porque el alcalde quiere seguir contando con el edil Vega y este parece que tampoco quiere irse. «No entregaré el acta». De entrada, dijo que a él el PP no le dio ninguna directriz para que votara en contra. «Solo el secretario (en alusión a Ángel Sabroso) me comunicó que se estaba valorando, nada más».

En la sesión justificó su apoyo a las cuentas «porque es la herramienta de trabajo más importante que tienen el gobierno y el Ayuntamiento para prestar servicio a los ciudadanos» y lanzó un velado reproche a su compañero de partido.

«Estar en el gobierno y votar en contra o abstenerse, no solo es ser desleal a la palabra dada para dar estabilidad al grupo de gobierno, sino que es desleal con los vecinos; usar algo tan importante como los presupuestos para hacer política y poner por delante los intereses partidistas o beneficiar a otras formaciones no es de recibo ni ético».

Acabó haciendo suyas dos reflexiones del presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo: que hay que respetar las instituciones y que por delante de las siglas están los vecinos.

¿Se cocina un posible pacto del PP con AV?

Ciertas fuentes apuntan a que detrás de esta decisión del PP hay una estrategia para romper con el gobierno y cocinar una alianza con AV, ahora en la oposición. Sea como sea, este jueves Vega aseguró que él se enteró el día anterior, es decir, el miércoles, de que el partido sopesaba votar en contra de las cuentas, pero que lo sopesaba desde muchos días antes a la polémica por el congreso.

Y en línea con esa tesis, también desaprobó el comunicado que este jueves remitió el PP en nombre del PP de Santa Lucía. «Yo soy el presidente local y no conocía ese comunicado, salió justo después de la votación, así que hay cierta premeditación en todo eso».