Bidón en lo alto de una casa de Agüimes. / C7

Agüimes encarga a Aqualia mantener la red de abasto local

Entre las mejoras del contrato, que durará dos años con opción a otros dos más, figura el refuerzo de las guardias durante las noches

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Agüimes

El Ayuntamiento de Agüimes acaba de contratar a Aqualia, del grupo FCC, para el mantenimiento y conservación de la red de abasto de agua para consumo humano. Esta empresa, que desde el 2002 gestiona los dos servicios, el de abasto y el de saneamiento, del municipio vecino de Ingenio, empezó a estar operativa desde este pasado 1 de abril en sustitución de la concesionaria anterior, Canaragua. En principio, estará por dos años, con opción a otros dos.

El concejal de Servicios Básicos, Agustín Santana, subraya que entre las mejoras que notará el servicio, que ha sido contratado con un presupuesto anual de 440.000 euros (entre trabajos de reposición y de reparación), está el refuerzo de la dotación de personal para las guardias nocturnas. Al fontanero municipal que ya dispone el Ayuntamiento desde las 14.30 a las 07.00 de la mañana se le sumará otro del personal de Aqualia entre las 23.00 y las 07.00. Este refuerzo permitirá al consistorio liberar a dos de los seis profesionales de fontanería que tiene operativos en su plantilla para que se dediquen de forma exclusiva y en horario laboral al mantenimiento de todos los edificios municipales, desde las oficinas a colegios, instalaciones deportivas o centros culturales.

Según explicó Santana, Aqualia también se hizo con el concurso que se convocó para las tareas de limpieza y desinfección de los depósitos y la toma de muestras y realización de analíticas de agua para consumo humano. Este otro contrato se le adjudicó por 66.645 euros al año.

En principio, para cumplir con la ejecución de estos dos servicios, Aqualia dispondrá en el municipio de una plantilla de 10 trabajadores, de los que 6 se dedicarán al mantenimiento en sí de la red de abasto, 1 estará dedicado a la limpieza y desinfección de depósitos y a la toma de muestras para las analíticas, a otros 2 se les encomendará la lectura de los contadores de los abonados y finalmente habrá otra persona destinada específicamente a la detección de fugas en la red.

Desde esta misma concejalía de Servicios Básicos se recordaba estos días a la población que la ordenanza que regula el servicio del abasto establece la obligatoriedad de contar con bidones o aljibes en el interior de las casas como medida preventiva ante las posibles interrupciones temporales del suministro. Al Ayuntamiento le consta que esta obligación es incumplida por un buen número de domicilios. Para recordarlo, se ha iniciado una campaña de concienciación.