Agáldar todavía guarda sorpresas

Las entrañas del poblado prehispánico de Agáldar en el que se enmarca el museo de la Cueva Pintada siguen arrojando sorpresas. La excavaciones realizadas entre 2013 y 2017 han rescatado 9.651 nuevos registros arqueológicos que hablan de un asentamiento de varios siglos que se fue adaptando a los cambios en la sociedad y perduró tras la Conquista.Las Palmas de Gran Canaria

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA

Piezas prehispánicas como ídolos femeninos de terracota, pintaderas, huesos de cazón y burgaos decorados, y restos metálicos coloniales como un machete para cortar caña de azúcar, monedas, llaves y hasta una campanilla son solo algunos de los miles de objetos desenterrados en las tres últimas estructuras excavadas en el antiguo Agáldar en las últimas cinco campañas arqueológicas.

Los hallazgos no solo han permitido nuevas dataciones de la vida del poblado prehispánico sino que evidencian su continuidad más allá de la Conquista, confirmando cómo algunas estructuras habitacionales y sus propias residentes iban evolucionando y adaptándose a la nueva sociedad.

El descubrimiento de un fitolito (resto de junco mineralizado) en la estructura 53 corrobora las alusiones al uso de esta planta para la confección de esteras, faldellines o cestos por parte de la población prehispánica. El estudio de su planta revela que originalmente se utilizó para el almacenamiento de productos básicos y que fue remodelada varias veces entre los siglos X y XV para darle distintos usos.

Así, en la misma estructura se encontraron un recipiente cerámico completo confeccionado en Portugal, moldes de la industria azucarera y hasta un machete metálico para cortar caña de azúcar, evidencias de la probable cercanía de un ingenio que hasta la fecha no se ha localizado.

Financiadas por el Cabildo con un presupuesto de 172.000 euros, las cinco últimas campañas arqueológicas junto a la Cueva Pintada elevan a 17 las llevadas a cabo desde 1987, tres décadas en las que las entrañas de Agáldar no han dejado de arrojar sorpresas.

Al presentar los hallazgos, el presidente del Cabildo, Antonio Morales, destacó la vocación de compartirlos con la comunidad científica y cualquier interesado, por lo que los registros obtenidos se incorporarán al sistema de información arqueológica y documental del Museo Cueva Pintada y serán accesibles a través de su portal web.