Borrar
Directo Un autogol del turco Akaydin distancia a Portugal
En la imagen, Adi Viera Sosa, delante de la plaza de Sarmiento y Coto, en el casco de Mogán. COBER

Adi Viera: «He cogido mucho cariño al pueblo, me considero una más de Mogán»

Enfermera durante 27 años en el municipio, la mayoría en el casco, da la noche de este viernes, a las 20.00, el pregón de las fiestas de San Antonio El Chico

Viernes, 7 de junio 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Es alemana de origen, pero moganera de corazón. «He cogido mucho cariño al pueblo, me considero una más de Mogán», confiesa Adelheid Viera Sosa (1954), más conocida como Adi, que ha ejercido de enfermera en el municipio durante 27 años, la mayoría de ellos en el casco. Ese cariño es correspondido y sus vecinos, que no la olvidan, representados por el Ayuntamiento, le han pedido que les pregone sus fiestas más importantes, las de San Antonio El Chico. Será la noche de este viernes, a partir de las 20.00 horas, en el reabierto Parque Nicolás Quesada.

Hace cinco años que se jubiló, pero Adi, de espíritu vitalista, sigue vinculada a este pueblo que tan bien la acogió, allá por los años 90. Viene dos meses en semana, a gimnasia y a piscina. Primero llegó al centro de salud de Arguineguín, a finales de 1992, y años más tarde la destinaron al consultorio de Mogán, pero durante años le tocó ejercer como enfermera rural, lo que le permitió conocer todo el municipio. «Dos veces a la semana íbamos un doctor y yo, como enfermera, a Veneguera, y dos veces a Barranquillo Andrés, Cercados de Espino y Soria».

Cober

«Fueron años maravillosos. Tenía todas las puertas abiertas, entraba en las casas diciendo solamente ¿se puede? Trabajar con la gente del pueblo es muy agradable, hice muchas amistades», recuerda ahora con cierta nostalgia. Y ello a pesar de las dificultades. Vivía y vive en San Fernando de Maspalomas y tardaba 50 minutos en llegar al valle de Mogán. Le compensaban las vistas del mar y, de vez en cuando, el Teide. Entonces la GC-1 no llegaba a Mogán y Adi bordeaba la línea de costa en sus idas y venidas al trabajo.

Llegó a España en 1979 después de que un año antes conociera en un viaje de vacaciones a la Península a un guía turístico agaetense, Sebastián, ya fallecido. Se casaron en Alemania, de ahí que adoptara los apellidos de su marido y se vino a vivir a las islas. Entonces, España no estaba en la Comunidad Económica Europea (hoy UE) y no pudo convalidar su título hasta 1992, por lo que durante los 80 trabajó en el sector turístico. También es comadrona, pero perdió ese título por estar más de un año sin ejercerlo. Tiene dos hijos y le falta tiempo al día para hacer lo que le gusta. Por ejemplo, venir a ver a sus amigos de Mogán pueblo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios