50 clientes estrenan hoy el Oasis

La Cadena Riu ha recuperado la categoría de cinco estrellas y ha ampliado el número de habitaciones, modernizado la recepción y a medidados de octubre hará la inauguración oficial.

PAZ BERNAL

paz bernal/ maspalomas

A partir de las doce del mediodía de hoy las puertas del Hotel Oasis, de la cadena Riu, en Maspalomas reabre sus puertas para los inquilinos de las primeras 50 habitaciones, seis años después de su cierre para una pretendida remodelación que nunca esperó ser tan larga y tortuosa.

Entre estos afortunados habrá algún grancanario que pone el punto destacado de una oferta liderada por turoperaordores que llevan meses esperando para concretar esa oferta, de nuevo a sus clientes.

Con categoría de cinco estrellas y con un ampliación de su capacidad hasta superar las más de 400 habitaciones, se han invertido más de 12 millones de euros, sólo en la obra civil y han tardado cinco meses, aproximadamente, para llevarla a cabo. El cierre de este establecimiento tuvo lugar el 7 de abril de 2013, fecha a partir de la cual aparece el litigio por el que el Cabildo de Gran Canaria pretendió declararlo como Bien de Interés Cultural (BIC) y después decidiera proteger como Sitio Histórico todo el entorno de el Oasis.

La Cadena Riu obtuvo, finalmente, la licencia urbanística por parte del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana en el año 2012 para derribar y construir un hotel más moderno.

Las principales novedades que se van a encontrar los clientes que lleguen hoy al hotel serán las dos piscinas, que han sido remodeladas por completo y, sobre todo, el área de recepción, que gana en altura para conseguir mayor prestancia de un hotel de esta categoría. Se suprimen los techos bajos en la entrada y también en los restaurantes, de forma que se asemeja más y está más en concordancia con otros establecimientos de la cadena, también presentes en la isla.

Lo más destacable del proyecto original y que no se ha tocado por ser una de las zonas más emblemáticas del establecimiento alojativa es el palmeral, en el que se ha incluido un recorrido para los aficionados a practicar deporte, con un circuito, y resaltando la importancia de que el turista alojado en el oasis pueda contemplar todos los jardines en los que conviven hasta un centenar de especies.

Como se recordará, el conflicto que ha impedido la obra decidida por los propietarios de RIU, inició su camino de resolución a partir de que el Gobierno de Canarias rechazar la calificación que quería otorgarle el gobierno insular de la isla y, en 2017, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, a través de una sentencia, obligara a modificar el decreto desestimatorio, que no cambie el uso del suelo y el hotel, cuando el gobierno municipal de Marco Aurelio Pérez vio el camino despejado para otorgar la licencia de obras.

La inauguración oficial del Hotel Oasis se calcula para la segunda semana de octubre, a pesar de que la próxima semana se espera una ocupación total de sus nuevas instalaciones.

El hotel fue el segundo establecimiento hotelero que se levantó en el sur de Gran Canaria después del Hotel Folías, en la Playa de San Agustín, con la inversión de la familia del Conde de la Vega Grande y también el segundo de cinco estrellas de todo el Archipiélago junto con el Hotel Santa Catalina, en Las Palmas de Gran Canaria.

En su interior, se conserva un mural de diez metros, de Manuel Millares y algunos cuadros de gran valor que han sido vistos por personajes destacados de medio mundo en el ámbito político, social y artístico. Entre ellos, la tripulación espacial que pisó la luna por primera vez, encabezada por Armstrong.

Hormiguero. Como si se tratara de hormigas, el ritmo frenético de los trabajadores para ultimar todos los detalles de la obra, era lo que más llamaba la atención a todos lo que pasaban en las últimas 48 horas por delante del Hotel Oasis. Con cada uno en su labor, hoy estará para pase de revista.