Viviendas en primera línea del mar en Giniginámar. / J. MELIÁN / ACFI PRESS

El muro de protección de Giniginámar, pendiente de Costas para iniciar la obra

La alcaldesa de Tuineje, Esther Hernández, se reunió con Costas

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

Un muro de protección tipo botaola es la solución que plantea el Ayuntamiento de Tuineje para los vecinos situados en primer línea de la localidad de Giniginámar, en el municipio de Tuineje.

El proyecto está pendiente del visto bueno de la Demarcación de Costas para empezar las obras. Con el fin de agilizar esta solución para los ciudadanos de Giniginámar, la alcaldesa de Tuineje, Esther Hernández, mantuvo una reunión con la senadora por Fuerteventura, Paloma Hernández, la subdirectora general de Dominio Público Marítimo-Terrestre, Ainhoa Pérez, y el jefe de la Demarcación de Costas, Alberto Martín. «Se lleva hablando desde hace años del muro, incluso en la pasada legislatura el entonces gobierno municipal lo dejó caducar pese a encontrarse en una situación de emergencia».

«Seguimos colaborando con el Ayuntamiento para ir avanzando en los proyectos de competencia estatal. En este caso, una obra muy importante para Giniginamar, una demanda histórica, que permitirá mejorar la seguridad de la costa de esta zona» afirma Paloma Hernández, senadora por Fuerteventura. Por su parte, desde el Ayuntamiento de Tuineje se confirma que «seguimos trabajando para poder dar al pueblo de Giniginámar las condiciones que se merece y la protección, que sabemos, que los ciudadanos estaban y están buscando para sus casas y sus familiares», apunta el concejal de Playas, Vicente García.