Cultivo de papas en Toto, en el municipio de Pájara. / JAVIER MELIÁN/ ACFI PRESS

El sector primario tiene una hoja de ruta para una década, con el apoyo cabildicio

El Plan Estratégico apunta debilidades, amenazas y una dependencia excesiva del sector turístico; además de soportar una elevada insostenibilidad

CANARIAS7 Puerto del Rosario.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo elabora por primera vez un Plan Estratégico que marque el desarrollo sostenible del sector primario de la Isla en los próximos diez años. De esta manera, coordina actuaciones para potenciar el sector primario de forma transversal y poner en valor su papel como motor para la diversificación económica y generación de empleo.

El Plan Estratégico de Desarrollo Sostenible del Sector Primario se dio a conocer en una mesa de coordinación técnica con representantes del sector a través de asociaciones, cooperativas y organizaciones agrarias, así como representantes políticos. Para David de Vera, consejero de área, «lo que queremos es organizar todas aquellas acciones que permitan potenciar el sector primario de forma transversal, como motor económico. Con este primer encuentro se obtiene una primera valoración por parte de los promotores de la actividad agrícola, ganadera y pesquera, para posteriormente generar un procedimiento mayor de participación pública que se hará extensible al resto de sectores económico y ciudadanía».

Fuerteventura dispondrá de un documento base y una hoja de ruta marcada hasta 2032, para articular todas las acciones y medidas del ámbito público y privado que permitan conducir la actividad agrícola, ganadera y pesquera por la senda de la sostenibilidad. El plan analiza el sector primario desde todas las perspectivas, conociendo además la situación del sector a través de un análisis de debilidades y fortalezas. Como resumen de estos primeros datos, puede deducirse que la isla presenta «debilidades, amenazas y una dependencia excesiva del sector turístico, además de una elevada insostenibilidad».

Con este plan se busca promover un salto cualitativo y cuantitativo del sector primario en Fuerteventura, mejorar la autosuficiencia alimenticia y equilibrar la economía insular. Entre los fines a alcanzar se incluyen, además, retener el talento de los jóvenes en la Isla e impulsar el relevo generacional, así como mejorar la formación de trabajadores y trabajadoras para poder disminuir la alta tasa de desempleo del sector en Fuerteventura. Otra de sus metas es fomentar el consumo de productos majoreros, recuperar las tierras agrícolas e impulsar nuevos cultivos y variedades agrícolas, entre otros.

El presidente majorero Sergio Lloret resume que «pretende ser un plan estratégico insular para fortalecer el sector primario y que vuelva a ser uno de los más representativos de la Isla, además de hacerlo más atractivo para las nuevas generaciones».