Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 18 de abril
Carbonatitas (blancas) y rocas asociadas en la costa de barlovento de Puerto del Rosario, que es uno de los Lugares de Interés Geológico (LIG) que el Instituto Geológico y Minero de España cataloga en su inventario. IGME
El proyecto de tierras raras supondría un «daño irreversible» para Fuerteventura

El proyecto de tierras raras supondría un «daño irreversible» para Fuerteventura

Prospecciones mineras ·

En la plataforma entre Jarugo y Los Molinos, en Puerto del Rosario, no van a hallarse unos recursos «demasiado importantes», por lo que obtener una pequeña porción de estas tierras raras «supone una alteración del territorio, supone tener que machacar un espacio muy grande para sacar rédito de esa exploración minera», según la doctora en Biología Esther Martín, conservadora en Geología y Paleontología del Museo de Ciencias Naturales de Tenerife

Catalina García

Puerto del Rosario

Jueves, 29 de febrero 2024, 11:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El proyecto de exploración de la potencialidad minera en las cuatro cuadrículas, que suman 1,34 kilómetros cuadrados al oeste del municipio de Puerto del Rosario, es «realmente aberrante» por tratarse de una zona que no está alterada y produciría un «daño irreversible» en el territorio majorero. Esther Martín González, doctora en Biología por la Universidad de La Laguna y conservadora de Geología y Paleontología del Museo de Ciencias Naturales de Tenerife, reacciona así a que Tenáridos, del grupo Satocan, pida permiso para investigar y extraer tierras raras a partir de rocas carbonatitas en cuatro cuadrículas mineras entre la gambuesa de Jarugo y los Molinos.

Las cuatro cuadrículas mineras forman parte de «una de las mejores plataformas paisajísticas de Fuerteventura, con además muy difícil acceso, por lo que está muy bien conservada». La doctora y paleontóloga adelanta que, desde el punto de vista científico, en esta zona del interior del municipio de Puerto del Rosario no van a hallarse unos recursos de tierras raras «demasiados importantes», por lo que obtener una pequeña porción de estas tierras raras «supone una alteración del territorio, supone tener que machacar un espacio muy grande para sacar rédito de esa exploración minera».

Ambito donde Tenáridos, del grupo Satocan, quiere investigar y extraer tierras raras a partir de rocas carbonatitas. C7

Por todo ello, Esther Martín, que forma parte de la comunidad científica de Canarias, concluye que se trata de un proyecto «muy perjudicial» para Fuerteventura, «no sólo porque es extraer esos sondeos iniciales sino que, para poder realizar esos sondeos, hay que abrir pistas, hay que despejar mucho terreno, lo que es totalmente irreversible».

La Dirección General de Industria del Gobierno de Canarias publica en el Boletín Oficial del Estado (BOE) número 52, de 28 de febrero de 2024, el anuncio de la admisión definitiva a trámite de la solicitud de este permiso de prospección 'Tenáridos-FV-02 P.I. Opáres' que está a exposición pública durante 20 días -a partir del día 29 de febrero- para que las personas físicas o jurídicas interesadas y, en particular, los propietarios de terrenos bienes o derechos comprendidos en el interior del perímetro minero, puedan exponer y formular las alegaciones que estimen oportunas a sus intereses.

El dominio minero solicitado para la investigación de tierras raras durante tres años está cerca de la cantera de Montaña Bermeja, existe «un solapamiento» con una Zona Especial de Protección de las Aves (Zepa) y se encuentra lejos de núcleos urbano, según se reconoce en el propio proyecto impulsado por la constructora Satocan.

Los tres años del proyecto de la búsqueda de tierras raras en el municipio de Puerto del Rosario se dividen de la siguiente manera: el primer año se dedica a la evaluación preliminar y la exploración geofísica; el segundo, «a la perforación exploratoria y el análisis químico»; y, finalmente, el tercero, a la evaluación económica, el estudio de impacto ambiental «y, si es viable, la fase de desarrollo», puede leerse en la memoria del proyecto de investigación de tierras raras a partir de rocas carbonatitas.

En la planificación de Tenáridos también entra el plan de restauración -y en franca contradicción con la afirmación de la científica del Museo de Ciencias Naturales en el sentido de que supondría un daño irreversible- que «garantizaría que, una vez finalizadas las actividades de perforación y obtenidos los testigos de roca, las áreas afectadas por los sondeos sean restauradas de manera adecuada, minimizando el impacto ambiental y devolviendo, en la medida de lo posible, el terreno a condiciones similares o mejores a las originales».

Las cuatro cuadrículas mineras, tal y como se recogen en el mapa del proyecto presentado a la Dirección General de Industria del Gobierno de Canarias. C7

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios