Borrar
Javier Cerdeña García y su padre Francisco Cerdeña Armas, autores del Cuaderno de Puerto de Cabras II. Javier Melián / Acfi Press
Paseo por la historia de Puerto de Cabras

Paseo por la historia de Puerto de Cabras

Historia ·

Ya está en las librerías la segunda entrega del Cuaderno de Puerto de Cabras, que engloba las investigaciones de Francisco Cerdeña y su hijo Javier sobre la capital majorera

Catalina García

Puerto del Rosario

Sábado, 27 de enero 2024, 23:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

A un paseo por la historia de Puerto de Cabras, sus antiguos caminos y calles en busca de los primeros automóviles, por las fábricas de gofio y los hornos de cal, por la Caleta de Los Pozos, por Puerto Lajas como embarcadero de Tetir, por la toponimia. Todos esos vericuetos de la historia invitan a recorrer el historiador Francisco Javier Cerdeña Armas y Javier Cerdeña García en la segunda entrega a dos manos de 'Cuaderno de Puerto de Cabras II. Notas sobre la dehesa vecinal de Fuerteventura y otros apuntes de historia local majorera'.

La nueva entrega de los temas planteados en el blog Cuaderno de Puerto de Cabras que firman padre e hijo se divide en nueve capítulos que transitan por los hitos históricos de la capital.

La visita de los cuatro submarinos de la Armada española en tiempos de la guerra del Rif es uno de los episodios más destacados del primer bloque: los apuntes sobre la historia marítima. Corría 1921, la mañana del 22 de mayo, cuando atracaron los únicos sumergibles que hasta ahora conocía la isla, más un buque de auxilio y cuatro torpederos de escolta. El recuerdo de su paso quedó inmortalizado en por ahora una sola foto.

La primera capilla autorizada en un local comercial alrededor de 1812 abre el segundo capítulo: apuntes de historia institucional. El lugar estaba en la calle de La Marina, «muy cerca del echadero de camellos y lejos de la arena del embarcadero, para no estorbar el trasiego portuario».

El libro recopila los artículos del blog del mismo nombre.
El libro recopila los artículos del blog del mismo nombre. Javier Melián / Acfi Press

En el tercer bloque, el de apuntes sobre el patrimonio histórico construido, entre otros temas, Francisco Cerdeña describe las fábricas de gofio de Puerto de Cabras desde sus «recuerdos de cuando era chico».

En la actual calle Cervantes, el entonces niño recuerda ver «un edificio de dos cuartos cuadrados que albergaban el almacén y la sala de máquinas de una molina que tenía don Juan Díaz, oriundo de Pájara; recuerdo cómo se desmontó su arboladura y las vigas de madera de la torre estuvieron mucho tiempo tiradas junto a la gavia de la higuera».

Puerto Lajas, embarcadero de Tetir

El «único pueblo del municipio con acta de nacimiento», Las Parcelas, inaugura el cuarto capítulo del Cuaderno de Puerto de Cabras II: apuntes sobre la historia de nuestros pueblos. Los dos autores instan a recuperar la memoria, las vivencias y las anécdotas de la llamada Colonia Rural General García Escámez, que es además «el pueblo más joven de nuestro municipio».

'Puerto Lajas, embarcadero de Tetir' es otro de los artículos publicados en este cuarto bloque. Los Cerdeña apuntan que cuando el Ayuntamiento empezó a funcionar en la Vega de Tetir, «el tetireño habilitó Puerto Lajas como su embarcadero». Este pueblo, «como Puerto de Cabras en sus orígenes, comenzaron a ser núcleos habitados a consecuencia de los desplazamientos poblacionales que originó el cegamiento del puerto de Janubio, en Lanzarote, por las erupciones volcánicas de la década de 1730».

El 'cementerio de los ingleses'

Tiempo de fiestas y conmemoraciones es el nombre del quinto bloque de este nuevo cuaderno que finaliza con un recorrido por el cementerio viejo, que se terminó a finales del siglo XIX. Aunque muchos pasen cercan de sus muros camino de la guagua o del centro comercial, pocos saben que el conjunto atesora 'el cementerio de los ingleses', «o por lo menos de los naturales de las islas británicas, pues de allí procedían quienes donaron el suelo para esta zona de servicios funerarios».

La Caleta de Los Pozos, hoy playa, es uno de los paseos por la historia que plantean Francisco y Javier Cerdeña en el sexto capítulo. «Aquel elemento de la morfología de las riberas del mar, a la izquierda del Camino de Los Pozo, entre éste y la orilla, se convirtió en un embarcadero de calizas desde finales del siglo XIX. Manuel Bordón y Secundino Alonso construyeron allí sendas fábricas de cal con sus hornos y almacenes anexos (...). Recordamos, andando hacia el sur, el veril, la Playita de Los Pozos, Las Caletas y el Carnadero de Los Pozos donde muchos recordarán las enormes piedras que no eran más que el lastre de uso en las embarcaciones que aquí llegaban en busca de cal».

Ilustraciones en vez de fotos antiguas

El bloque séptimo de la nueva entrega del Cuaderno de Puerto de Cabras se hace eco de los tiempos de guerra, incluyendo las cartas de varias maestras a los órganos de poder de entonces donde se recogía, entre otros pormenores, la distribución del dinero asignado para la compra de ropa a los alumnos.

Los apuntes de etnografía se agrupan en el octavo capítulo y las notas sobre la toponimia, en el noveno y último.

Para Francisco Cerdeña Armas, que realizó los dibujos que ilustran el nuevo cuaderno, es su libro número doce. Para su hijo Javier, el primero.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios