Campana decorada del santuario de la Peña, en Vega de Río Palmas. / C7

Las campanas de Fuerteventura y Lanzarote redoblan como patrimonio cultural

La Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias rescata del olvido las campanas históricas de Fuerteventura y Lanzarote. El primer catálogo ha inventariado por ahora 63 bienes culturales: ocho en templos majoreros y once en lanzaroteños

CANARIAS7 Puerto del Rosario

El lenguaje sonoro como parte del patrimonio cultural inmaterial muchas veces pasa desapercibido. En el caso de las campanas y sus sonidos, su investigación en Canarias es muy limitada a pesar de constituir una clara manifestación del legado cultural. La falta de estudios sistemáticos afecta a su salvaguarda y conservación, motivo por el cual la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno autónomo impulsa el primer catálogo de campanas históricas de Lanzarote y Fuerteventura. Con este proyecto desarrollado por los historiadores Gustavo A. Trujillo e Iván Rodríguez (Gárgola Cultura) se da el primer paso en el Archipiélago para la protección de estos bienes culturales.

Se trata de un estudio inédito que además de cubrir un vacío en el conocimiento de estos objetos muebles, también plantea soluciones a su desaparición y puesta en valor. En la primera fase del proyecto, han sido 19 los templos visitados, ocho en Fuerteventura y once en Lanzarote, correspondientes a las iglesias parroquiales históricas y santuarios. Se han registrado un total de 63 bienes culturales, específicamente 58 campanas, cuatro relojes mecánicos y un cuadrante solar.

Las fichas presentadas recogen todo tipo de datos, desde su autoría y año de realización hasta su estado de conservación y propuestas para su protección. Con respecto a esto último, se señalan las acciones de carácter concreto que se deberían llevar a cabo para la restauración o conservación preventiva, así como los niveles de protección legal a valorar para las campanas que destaquen por su antigüedad, significación o calidad artística.

Asimismo, el estudio también determina la presencia o ausencia de toques tradicionales, que se mantienen en mayor medida en la isla de Lanzarote, mientras que en Fuerteventura apenas se ejecutan debido a la mecanización de sus respectivas campanas. En este sentido, el Toque Manual de Campanas fue declarado por el Ministerio de Cultura y Deportes como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial a nivel nacional en 2019 y recientemente ha presentado su candidatura para que sea inscrita en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

La mayor preocupación del codirector de Gárgola Cultura, Gustavo A. Trujillo, es que «a día de hoy ninguna campana, matraca o reloj de Canarias posee algún tipo de protección, están totalmente desprotegidas», advierte. Sin embargo, es verdad que una de las principales causas por las que estos elementos sonoros han permanecido prácticamente en el olvido «es por una cuestión física, porque suelen estar en lugares casi inaccesibles» y porque desde la comunidad científica «no se tiene la idea de que las campanas y los relojes formen parte del patrimonio cultural, industrial y etnográfico».