Las farmacias reparten mascarillas contra la violencia de género

En Fuerteventura y Lanzarote, desde el inicio del protocolo del Instituto Canario de Igualdad durante el estado de alarma, no se produjo ninguna activación, pese al aumento de agresiones

Catalina García
CATALINA GARCÍA

La farmacia, como único lugar discreto y cercano donde la mujer puede denunciar la violencia de género, es el eje del protocolo Mascarilla-19 que, en el caso de Fuerteventura y Lanzarote, no ha recibido ninguna activación pese al aumento de las agresiones durante el confinamiento. Por eso el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Las Palmas y el Instituto Canario de Igualdad refuerzan este protocolo contra el maltrato con una campaña de distribución de mascarillas serigrafiadas FFP2 en las farmacias de ambas islas: 28 en Fuerteventura y 48 en Lanzarote, donde se distribuirán 1.148 y 1.845 mascarillas respectivamente.

La víctima de la violencia de género sólo tiene que ir a la farmacia más cercana y pronunciar la palabra clave Mascarilla-19. Entonces y de la manera más discreta posible, el farmacéutico apunta el teléfono y la dirección de la mujer y activa el protocolo del 1-1-2 contra las agresiones machistas. Durante el confinamiento, cuando la denuncia resultaba más difícil de interponer por la convivencia permanente de la víctima con el agresor, las farmacias «estábamos abiertas y éramos un sitio donde, de forma habitual, una mujer podía ir sin llamar la atención, de ahí que el Instituto Canario de Igualdad contactara con nosotros para poner en marcha esta campaña», explica Iván Rodríguez Martín, vocal de Fuerteventura del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Las Palmas.

25 mujeres denunciaron en las farmacias

En Gran Canaria y Tenerife, se registraron 25 activaciones del protocolo, de las cuales 21 fueron durante el estado de alarma. Es decir, 25 mujeres se dirigieron a las farmacias más cercanas y comunicaron la palabra Mascarilla-19, poniendo en marcha el protocolo con el 1-1-2. Dos de estas agredidas requirieron ser acogidas por los Servicios Sociales, según detalla el Instituto Canario de Igualdad, que constata que el estado de alarma generó un repunte del 33% en las llamadas por maltrato.

Reparto de mascarillas

En España, más de 16.000 farmacias se han adherido a esta campaña, mientras que en Canarias suman 770. En el caso de Fuerteventura, son 28; en Lanzarote, 48 farmacias.

La campaña de mascarillas serigrafiadas FFP2 de hasta 25 lavados, en colaboración con la Cooperativa Farmacéutica canaria, contempla la entrega de 41 mascarillas por farmacia para distribuir de forma gratuita entre su clientela, con el objetivo de que la información del protocolo de alerta contra la violencia de género llegue a cada barrio o pueblo. La persona que recibe la mascarilla puede colaborar sacándose una foto con la mascarilla y subirla a sus redes sociales etiquetando con el hashtag #Mascarilla19. Otro tanto puede hacer la farmacia.

Además de en España, otros países como Italia, Francia, Alemania, Noruega, Reino Unido, Argentina, Colombia, Chile, México, Uganda, Cabo Verde y Australia han contactado con el Instituto Canario de Igualdad para poder hacer uso de este protocolo de ayuda a través de las farmacias.

Esta campaña de distribución de mascarillas también se desarrollará en el resto de islas y en colaboración con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife y la Cooperativa Farmacéutica de Tenerife en las islas de La Palma, 1.271; en La Gomera, 451; y en El Hierro, 123 mascarillas FFP2.