Ensayo para una catástrofe aérea

En teoría, Fuerteventura debería estar ahora mejor preparara para responder ante una eventual catástrofe aérea. Los servicios de emergencia del Cabildo y el Ejército del Aire realizaban este pasado miércoles un simulacro de accidente aéreo para evaluar la capacidad de respuesta y coordinación de los distintos dispositivos.

DAVID MONSERRAT | PUERTO DEL ROSARIO

Una colisión en el aire entre dos aviones, uno civil con 48 pasajeros a bordo y otro militar con once tripulantes, hacía que en torno a las 15.30 horas de este miércoles se activaran todos los recursos de emergencia disponibles para rescatar a las víctimas. El simulacro representaba la caída del avión militar sobre el mar en una zona entre la península de Jandía y la isla de Gran Canaria, mientras que el avión de pasajeros habría efectuado un aterrizaje forzoso en las proximidades de Los Alares cuando intentaba llegar hasta el aeropuerto.

Hasta Los Alares se desplazaron bomberos, ambulancias y demás equipos de emergencia para socorrer en primer lugar a los heridos de más gravedad. Sobre una superficie abrupta de unos dos kilómetros cuadrados, aparecían desperdigados los cuerpos de los heridos, algunos de ellos con graves amputaciones, así como maletas, ropa, objetos personales en general y restos de fuselaje del avión. Algunos de los heridos, con abundante pérdida de sangre, no aguantaron el viaje en camilla hasta el campamento base, donde se había intentado sin éxito montar un hospitalito de campaña.

Los heridos de mayor gravedad fueron evacuados directamente en helicóptero hasta el hospital de Fuerteventura. A los menos graves se les atendió en el lugar e incluso algunos, pese a estar cubiertos de sangre, pudieron abandonar por su propio pie el punto donde habían caído.

El ejercicio Canasar/Morsa 2017-Fuerteventura se ha desarrollado bajo la organización del Servicio de Búsqueda y Salvamento (SAR) del Ejército del Aire, a través de su Centro Coordinador de Salvamento (RCC Canarias), así como de los servicios de emergencia del Cabildo de Fuerteventura. En cuanto a las labores de búsqueda y rescate realizadas en el mar para encontrar posibles supervivientes en la aeronave militar siniestrada, se activaron dos aviones (uno de Salvamento Marítimo y otro de la Fuerza Aérea de Portugal), dos barcos de Salvamento Marítimo y varios helicópteros.

El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, se trasladó este miércoles a la zona de Los Alares donde se realizaba el simulacro para comprobar in situ cómo se desarrollaba el ejercicio: «El objetivo es evaluar el nivel de respuesta ante supuestos que ojalá nunca ocurran, pero para los que tenemos que estar preparados. Necesitamos que todos los dispositivos estén en el mejor estado de entrenamiento y de coordinación», manifestó.