Contra la discriminación sexual en hospitales

La Consejería de Sanidad ha abordado en Fuerteventura la transexualidad en el ámbito sanitario. El servicio de Salud Mental del SCS organizó unas jornadas de formación para profesionales sanitarios sobre cómo mejorar la atención a personas transexuales que, en ocasiones, denuncian haber sentido discriminación.

CANARIAS7 / PUERTO DEL ROSARIO

El Servicio de Salud Mental de la Dirección General de Programas Asistenciales del Servicio Canario de la Salud (SCS) organiza en Fuerteventura las jornadas El abordaje de la transexualidad en el ámbito sanitario, cuyo objetivo es mejorar la atención sanitaria a las personas transexuales en Canarias fomentando la normalización de su realidad desde un punto de vista libre de prejuicios y estereotipos.

Estas jornadas, inauguradas por el director del Área de Salud de Fuerteventura, Miguel Rodríguez, están incluidas dentro de las actividades docentes del servicio de Salud Mental, y se celebraron en el Salón de Actos del Centro de Salud Puerto del Rosario II. Entre las diferentes acciones, se abordaron contenidos como la situación actual y los retos en torno a la transexualidad, los tratamientos endocrinos, la asistencia sanitaria en Atención Primaria y el acompañamiento de la persona transexual desde la psicología, así como desde los colectivos sociales.

Este curso tuvo un carácter teórico-práctico para que los profesionales sanitarios pudiesen obtener mayor aprovechamiento y estuvo impartido por integrantes de la Unidad de Atención a Transexuales (UAT) del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín y por representantes de asociaciones vinculadas a este colectivo, como Gamá, Asociación Chrysallis y Altihay.

En un estudio publicado en octubre de 2017 por Trangender Europe se halló que el 28,7% de las personas transexuales en España se han sentido discriminadas o tratadas de forma incorrecta en servicios públicos de salud. El 74,1% sentía que los profesionales sanitarios no respetaban su identidad o expresión de género y hasta el 79,2% había experimentado miedo o ansiedad en el acceso a la atención sanitaria.