El alcalde y la secretaria de La Oliva declaran ante la jueza

La política se judicializa y lo hace por La Oliva. El alcalde Pedro Amador y la secretaria municipal Raquel Antón declaran hoy ante la magistrada María del Carmen Monte, del Juzgado Contencioso Administrativo número 4, que esta semana dictó la suspensión del pleno de la moción de censura.

El alcalde de La Oliva, Pedro Amador, y la secretaria municipal, Raquel Antón, declaran hoy ante la magistrada María del Carmen Monte Blanco, del Juzgado Contencioso Administrativo número 4 de Las Palmas de Gran Canaria. La magistrada dictó el martes el auto de medidas cautelares inaudita parte, esto es sin haber oído a la parte recurrente, por el que acordó suspender de manera provisional el pleno de la moción de censura contra Amador previsto para el próximo 16 de mayo.

Después de haber oído al aún primer edil de La Oliva, al Juzgado le toca dictar otro auto, esta vez de medidas cautelares, que se supone que irá en el mismo sentido que el de inaudita parte, es decir que mantendrá el aplazamiento del debate plenario. Aunque también, y como explicó ayer el propio Pedro Amador, cabe la posibilidad de que la magistrada levante la medida cautelar inicial tras la audiencia de esta mañana en Las Palmas de Gran Canaria.

Con independencia de la decisión de la magistrada, la secretaria municipal ya comunicó ayer mismo de manera oficial la suspensión del pleno del próximo martes basándose en el primer auto de medidas cautelares.

«no procede». El alcalde volvió ayer a repetir que el recurso interpuesto con la presentación de la moción de censura de los cinco concejales de Coalición Canaria (CC), cuatro del Partido Progresista Majorero (PPMajo) y dos de Nueva Canarias se basa en que «no procede por cuanto ya se celebró y tramitó una primera moción de censura». De los once firmantes de la segunda moción, diez suscribieron la primera.

El recurso de Pedro Amador contra la celebración del pleno ahora suspendido de forma cautelar por el Juzgado Contencioso Administrativo número 4 también hace referencia a otros argumentos, pero «son teorías de los letrados en cuanto a contenido y desarrollo de los mismos», zanjó el primer edil.