Borrar
Juan José Camejo, con camisa blanca, lleva a hombros el trono de la patrona de Fuerteventura entre los aplausos de los fieles en Vega de Río Palmas. Javier Melián / Acfi Press

Camejo, 40 años portando a la Peña; Diego, primera vez abriendo la procesión

Fiestas patronales ·

El obispo José Mazuelos pidió en la misa del día principal de la patrona más fondos para los cuidados paliativos y la Ley de la Dependencia

Catalina García

Vega de Río Palmas

Sábado, 16 de septiembre 2023, 15:59

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Como si fuera la primera vez que lleva al hombro el trono de la imagen de la Virgen de la Peña, Juan José Camejo Martín se vuelve a emocionar 40 años más tarde. Para Diego de Roo sí es realmente la primera vez que, abriendo la procesión, balancea el incensario y cumple su función de acólito.

Camejo (Tuineje, 1961) es uno de los cuatro porteadores que este tercer sábado de septiembre traslada a la imagen de alabastro de la patrona desde el abrazo de frescor de la ermita de Vega de Río Palmas a la carpa donde se celebra la misa bajo la mirada del obispo de Canarias, José Mazuelos. Hace 40 años que se ofrece de voluntario para un tramo de apenas cuatro minutos que estalla con los aplausos de los fieles que llenan la plaza, que es el momento en que vuelve a emocionarse como si fuera el primer día.

Juan José Camejo, de 62 años, peregrinaba desde pequeño con sus padres al santuario de Vega de Río Palmas, en el municipio de Betancuria. «Es una tradición que me inculcó mi familia». El viernes repitió el camino a la Peña con su mujer, hijos e incluso su nieto de tres años. Y hoy, sábado, vuelve para trasladar a la Virgen al hombro.

Diego de Roo, joven de 16 años que actuó de acólito en la misa principal de la Peña. Javier Melian / Acfi Press

Cuatro pasos más adelante de Camejo, Diego de Roo se estrena como acólito de la Peña, esto es monaguillo durante las funciones religiosas. La sangre flamenca del joven de 16 años ayuda a contener la emoción de su realmente primera participación en la misa principal de la patrona insular: sonríe a los conocidos durante la procesión, se arrodilla con recogimiento ante el altar de la Peña, todo sin dejar de agitar el incensario.

«Vengo con fervor, con alegría y con ganas de que el amor a la Virgen nos una a todos hacia su hijo Jesús», confirma de Roo (Charleroi, Bélgica, 2007). Lo dice con acento casi majorero tras varios años de residencia en la isla. Con 11 años, aún en su Charleroi natal, comenzó a sentir los destellos de su vocación cristiana. Por ahora, sólo quiere acabar el Bachillerato y estudiar un carrera relacionada con las Humanidades, «dejándome guiar por el Señor a ver a dónde me lleva».

El obispo y nueve sacerdotes se dieron cita en la misa del día principal de las fiestas de la Peña en Vega de Río Palmas. Javier Melián / Acfi Press

Desde el púlpito, el obispo de la Diócesis de Canarias pidió más fondos para los cuidados paliativos y la Ley de Dependencia. José Mazuelos estuvo acompañado de nueve sacerdotes, entre ellos Juan Carlos Medina, vicario de Fuerteventura y Lanzarote, y de -quizás- un futuro cura con sangre flamenca.

Imagen principal - Camejo, 40 años portando a la Peña; Diego, primera vez abriendo la procesión
Imagen secundaria 1 - Camejo, 40 años portando a la Peña; Diego, primera vez abriendo la procesión
Imagen secundaria 2 - Camejo, 40 años portando a la Peña; Diego, primera vez abriendo la procesión

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios